Mujeres ‘millennials’ ganan más que los hombres

11 junio, 2015 1 Comment

dineroPor: Emily Jane Fox/CNN Expansión

NUEVA YORK — Las mujeres ricas de la Generación del Milenio tienen más probabilidades de ganar tanto como -o más que- los hombres. Read this post

La sociedad conyugal

10 junio, 2015 Leave a reply

sociedadHABLEMOS DERECHO

Por Yasser Del Castillo Read this post

¡Nunca lo hagas!

10 junio, 2015 Leave a reply

nuncaPOTENCIALIZA TU IMAGEN

Por Merit Alyss Ortega Cervantes Read this post

¿Los 30´s son los nuevos 20´s?

9 junio, 2015 Leave a reply

producto

Noche difícil. El espejo me traicionó y dejó ver esas arrugas de las que tanto me hablaron y que nunca tomé en cuenta.

Read this post

Mujer enamorada

5 junio, 2015 Leave a reply

abandonada

DE CHICA QUERÍA SER ESCRITORA 

Por Hilda Vergara H. Read this post

¿Cuál es la tarjeta de crédito más cara?

31 mayo, 2015 Leave a reply

tarjetas uno (1)

 Sabemos el esfuerzo que haces para ganar dinero y tú más que nadie conoce los malabares que haces para tenerlo, así que es importante cuidarlo y gastarlo en ti.

Las tarjetas de crédito siempre han sido una tentación, lo importante es usarlas a nuestro a favor.

Te presentamos este estudio realizado por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros sobre el costo de las tarjetas de crédito.

El Costo Anual Total (CAT) es un indicador que nos ayuda a comparar el costo de los créditos, debido a que está integrado además de la tasa de interés que nos cobraría la institución financiera, por las comisiones que se adicionan al costo, tales como: comisión de apertura, gastos de investigación e incluso seguros (vida, daños), todo depende del tipo de crédito que se esté adquiriendo.

En el rubro de las  Tarjetas Clásicas, la que tiene el CAT más bajo es: Banorte Fácil de Banorte, con un CAT sin IVA de 18.1%; en tanto el CAT más alto lo tiene Consubanco con el producto denominado Consutarjeta Inicial con 105.90% sin IVA.

tarjetas credito
La tarjeta de crédito es uno de los instrumentos financieros más utilizados en México, sin embargo, solamente 44% de los tarjetahabientes utiliza el plástico en condiciones óptimas (sin tener que pagar intereses), ya que liquidan el total de su adeudo.

Si decides utilizar tu tarjeta y si tienes más de una, recuerda que la diferencia del CAT entre tarjetas tipo Clásica puede ir desde el 18.1% al 105.9%, lo cual puede afectar de manera significativa tu bolsillo.

Considera algunos consejos para que hagas un mejor uso de tu tarjeta:

  • Considera que adquieres una deuda que debes pagar
  • La tarjeta no es dinero adicional y por ello se debe ajustar a tus ingresos.
  • Aprovéchala para facilitar tus pagos, cubrir urgencias o sucesos inesperados.
  • Si la usas para cubrir tus gastos diarios, puedes acumular una deuda difícil de pagar.
  • Revisa tus fechas de corte y tus fechas de pago.
  • Cubre puntualmente tus pagos. Cada vez que dejas de pagar a tiempo aumenta tu deuda y puede repercutir en un registro negativo de tu historial crediticio.
  • Abona más del mínimo señalado en tu pago mensual, ya que así reducirás el monto y plazo de tu deuda y mantendrás el control de tus finanzas.
  • Cancela la tarjeta de crédito que no uses.
  • Al pagar con ella, solicita que hagan la operación en la Terminal Punto de Venta (TPV) en donde tú estés, así evitarás que te puedan clonar el plástico o hacer cargos indebidos.
  • Revisa siempre el estado de cuenta. Conserva tus comprobantes. En caso de errores u omisiones, tienes un plazo de 90 días a partir de la fecha de corte para presentar aclaraciones.
  • En caso de robo o extravío, repórtala de inmediato, procura siempre tener a la mano el número telefónico del banco.

¿Por qué siempre te toca la fila más lenta?

31 mayo, 2015 Leave a reply

fila 1

 La gente detesta las colas en el supermercado, el banco, el aeropuerto…

Y casi todos tienen la percepción de escoger siempre la fila más lenta. No es raro ver que algunos saltan de una fila a otra.

Aquí te presentamos un interesante texto publicado en El País que nos explica qué pasa en esas esperas que nos parecen infinitas.

Sí, es cierto: lo más probable es que te toque la cola más lenta en el supermercado. O en el cine. O al matricularte. O en un atasco. No se trata de que el mundo esté en tu contra, sino de que, al menos en este caso, la Ley de Murphy tiene una base matemática.

Si estamos frente a tres colas y escogemos una de ellas al azar, hay una posibilidad entre tres de que estemos en la más rápida, mientras que hay dos posibilidades entre tres de que cualquiera de las otras dos se mueva más deprisa que la nuestra. Y si hay cinco colas, sólo tenemos un 20% de posibilidades de que la nuestra sea la más veloz. La ventaja es que también hay un 20% de posibilidades de que estemos en la más lenta.

 Hay otro motivo por el que habitualmente nos encontramos en la cola más lenta. Lo explica John D. Barrow en El salto del tigre: “Por término medio, las colas y los carriles lentos son aquellos en los que hay más personas y vehículos. Por tanto, hay más probabilidades de estar en uno de ellos que en los que avanzan con más rapidez, que son aquellos en los que hay menos personas o vehículos”. Barrow subraya la importancia de la salvedad “por término medio”, ya que cada cola o carril tiene sus características principales, como por ejemplo que un cliente haya olvidado su cartera o no le funcione la tarjeta de crédito.

 Además, influye negativamente nuestra manera de recordar algunos eventos. En especial y tal y como explica Tom Stafford en BBC Future, la correlación ilusoria: vemos cómo las otras colas se mueven más rápido y asociamos ese hecho con lo más significativo de nuestro entorno: nosotros. “Cuando la cola en la que espero se mueve más rápido, me centro en dónde voy, ignorando a la gente que adelanto. Cuando estoy parado, pienso en mí y en mi mala suerte”, escribe Stafford.

A lo que además se añade que pasamos menos tiempo adelantando que siendo adelantados, precisamente porque vamos más deprisa. También en los atascos, como explicaba el blog Principia Marsupia.

 LAS COLAS RÁPIDAS NO SON TAN RÁPIDAS

fila 2 ¿Hay algo que pueda hacer para intentar salir lo antes posible del supermercado? En su blog, Carlos Roque nos recomienda (y lo demuestra con números) ponernos en la cola con menos gente aunque lleve más productos, ya que pagar es lo que lleva (comparativamente) más tiempo. Y añade un detalle contraintuitivo: “Las llamadas ‘cajas rápidas’, destinadas a compras de pocos artículos y en las que suele haber muchos clientes, pueden terminar siendo más lentas” precisamente por este motivo.

 No sólo eso, las colas rápidas pueden perjudicar al resto de clientes del supermercado: “Aunque parezca más justo para todo el mundo tener una caja normal y una caja express -escriben Rob Eastaway y Jeremy Wyndham en Why Do Buses Come in Threes?- esta disposición en realidad hace que el tiempo medio pasado en colas sea más largo que si todas las cajas fueran iguales. La razón es que habrá ocasiones en las que no habrá clientes para esta cola y la caja exprés estará vacía. La opción de cajas está restringida para muchos de los clientes y el uso total es menos eficiente”.

 UNA SOLUCIÓN

Hay una opción eficiente que los grandes supermercados pueden aplicar en los días y horas de mayor afluencia, pero que no siempre se utiliza: la cola única. Lo habréis visto en algunos centros. En lugar de ir cada cual a la caja que le parezca, hay una única cola. Al llegar al principio, un dependiente (o un monitor) le indica al cliente a qué cajero puede ir.

Según Wired, con tres cajeros, este método es de media tres veces más rápido. Además de que cada cliente va a una caja libre (o casi), el efecto de los atascos se amortigua: si un cliente tiene problemas con su tarjeta, el resto puede irse a otra caja, mientras que con tres colas diferentes, todos los que estuvieran en esa fila se verían afectados. El sistema es tan eficiente, que al menos tres empresas aseguran ser sus creadores, según Slate: Wendy’s, American Airlines y Citibank.

¿Y por qué no se utiliza este sistema más a menudo? Según el mismo artículo, esta cola única nos quita sensación de control, ya que no podemos decidir a qué cajero queremos ir o si nos apetece cambiar de fila. Además, en una cola única vemos al triple de personas que en una cada una de las tres colas, por lo que nos da la sensación de que irá más lenta.

Suena irracional, pero como recogía Alex Stone en The New York Times, la psicología es importantísima a la hora de hacer cola, sobre todo porque esperar es una de las actividades que más detestamos. Y como ejemplo, explica esta historia: los pasajeros del aeropuerto de Houston no dejaban de quejarse de lo mucho que tenían que esperar a que llegara su equipaje, así que se decidió incrementar el número de empleados dedicados a esta tarea, con lo que la espera media cayó a ocho minutos. Pero las quejas continuaron llegando.

Hasta que se dieron cuenta de que los pasajeros sólo tardaban un minuto en caminar desde las puertas de llegada hasta la recogida de equipaje y pasaban la mayor parte de esos ocho minutos de pie frente a las cintas. Así que decidieron reenfocar el problema: en lugar de reducir aún más los tiempos de espera, alejaron las entradas de la terminal principal y reenviaron las maletas a las cintas más lejanas, haciendo que el paseo durara seis veces más. Las quejas prácticamente se eliminaron.

http://verne.elpais.com/verne/2015/05/26/articulo/1432655059_857662.html

Tu sonrisa

29 mayo, 2015 1 Comment

sonrisa1

DE CHICA QUERÍA SER ESCRITORA 

Por Hilda Vergara H.

Read this post

Amor del bueno

27 mayo, 2015 Leave a reply

amor

 NEOCASADA

Por Alma Campos Pineda

Read this post

El divorcio necesario

27 mayo, 2015 Leave a reply

pelando

HABLEMOS DERECHO

Por Yasser Del Castillo

Read this post

Page 10 of 12« First...«89101112»

Sorry, you can not to browse this website.

Because you are using an outdated version of MS Internet Explorer. For a better experience using websites, please upgrade to a modern web browser.

Mozilla Firefox Microsoft Internet Explorer Apple Safari Google Chrome