Escritor, la profesión más deseada

25 febrero, 2015 Leave a reply

trabajos fotro Parece un sueño romántico de otra época anhelar ser librero o escritor. Quienes lo han ejercido han definido esta actividad como un placer masoquista, es decir, como un vicio. Sin embargo, en la era de la crisis del papel, de la inmediatez y el afán, en el Reino Unido los jóvenes aún conservan este amor por las letras. Así lo demostró YouGov, una respetada compañía de investigación de mercado en el Reino Unido que realizó una encuesta a más de 14.000 jóvenes.

Los consultados fueron preguntados qué querían ser cuando grandes, y los resultados son sorprendentes: los tres primeros puestos no los ocupan estrellas de rock, futbolistas, empresarios o actores de Hollywood. Según la firma encuestadora, las aspiraciones profesionales de la juventud británica son ser escritor, bibliotecario y académico, en ese orden.

trabajos graficaLa escritura es la carrera a la que les gustaría dedicarse tanto a hombres como a mujeres, (estando estas 20 % encima del promedio de los hombres). En total, el 60 % dijo que este era su trabajo ideal, ser bibliotecario lo anheló el 54 % y académico, el 51 %. Después de estas profesiones, los jóvenes aspiran a ser abogados, diseñadores de interiores y periodistas.

A su vez, los trabajos menos deseados fueron el de minero, trabajador de un call center y guardia de tránsito (trabajo que se asemejaría en México al policía de tránsito). El estudio demuestra, en general, que cuando se piensa en la carrera profesional y las aspiraciones de futuro, los jóvenes británicos aspiran a una vida tranquila pero con desafíos e inquietudes intelectuales. Pero también que el afán de lucro no está entre sus prioridades: de acuerdo con una encuesta realizada por Digital Book World a principios de este año, casi un tercio de los autores publicados ganan menos de 500 dólares al año, según informa The Guardian.

Paul Auster dijo que “escribir no es una cuestión de libre albedrío, sino un acto de supervivencia”. Y en otra ocasión dejó retumbando otra frase en la mente de muchos: “No es que escribir me produzca un gran placer, pero es mucho peor si no lo hago”. George Orwell, por su parte, un poco más pesimista, siente que escribir un libro “es una terrible, agotadora lucha, como un largo combate contra algunas enfermedades dolorosas”. Sin embargo, hay quienes ven en esto un placer, una terapia y una sana abstracción. Virginia Woolf decía que “la verdad, escribir constituye el placer más profundo, que te lean es sólo un placer superficial”.

Sea lo que sea, que haya jóvenes deseosos de hundirse en este placer o esta tortura, es una buena noticia para los lectores.

Sorry, you can not to browse this website.

Because you are using an outdated version of MS Internet Explorer. For a better experience using websites, please upgrade to a modern web browser.

Mozilla Firefox Microsoft Internet Explorer Apple Safari Google Chrome