Generan herramientas para el control del enojo

14 junio, 2015 Leave a reply

enojo

Cuando los episodios de enojo son frecuentes, intensos y duraderos se puede considerar que existe un enojo problemático

Read this post

Curación de las heridas emocionales

8 junio, 2015 Leave a reply

curarheridasPor Mara Rodríguez Masdefiol*

No hay personas malvadas en este mundo, sino personas que sufren Read this post

Herida de la injusticia, máscara de rigidez

2 junio, 2015 2 Comments

máscaraPor Mara Rodríguez Masdefiol*

¿Te preocupa que las situaciones sean injustas? ¿Te exiges demasiado? ¿Te enojas mucho cuando las cosas no resultan  como tú planeas? ¿Esperas mucho de los demás? ¿Vives frustrado continuamente? ¿Sientes tensión en tu cuerpo?

¿Qué es la injusticia? Es algo que carece de  justicia.

La persona que sufre de injusticia es la que no se siente apreciada o respetada en su justo valor, que no cree recibir lo que se merece, o que recibió más de lo que creía merecer.

¿Cuándo surge ésta herida?

Cuando se desarrolla la individualidad del niño, entre los 3 y los 5 años de edad.

Al niño le parece injusto no poder integrar su individualidad, no poder expresarse y ser él mismo. Debe ser y comportarse como debe ser, no como el necesita ser.

La herida de injusticia se vive con el progenitor del mismo sexo. Sufre la frialdad de este progenitor, o así lo percibe el niño quien sufrirá de autoritarismo de dicho padre, de sus críticas frecuentes, su severidad, su intolerancia, su inconformismo, mantiene una relación superficial con él.

La reacción ante la injusticia es deslindarse de lo que se siente con la idea de protegerse, dejo de ver mis necesidades, por hacer lo que “debo hacer”, eso me lleva a exigirme mucho, vivir con gran tensión, sentir mi cuerpo rígido, y estar neurótico la mayor parte del tiempo. Percibo erróneamente que lo que hago nunca es suficiente, lo que me lleva a sentirme muy frustrado.

*Las personas rígidas son muy sensibles, desarrollan la capacidad de no sentir esa sensibilidad, y de no mostrarla a los demás, me pueden percibir como calculador o frío.

*Son muy optimistas, su frase favorita es “no hay problema” aunque por dentro estén angustiados o agobiados.

*Al rígido le falta tiempo, por buscar que todo sea perfecto.

*Cuando cree tener la razón se justifica hasta que se le da la razón.

*Procura la justicia y se asegura de que lo que él recibe también sea justo, todo lo ve como justo o injusto y es algo que no puede tolerar, sino se enoja y se vuelve a frustrar.

*Exagera con facilidad, sus palabras frecuentes “nunca, siempre y muy”.

*La religión influye en el, lo bueno-lo malo, lo correcto- incorrecto, son muy importantes y esto guía su vida, tiende a ser radical, inflexible.

*Inicia sus frases diciendo: “Bien/bueno…”, para asegurarse de lo que dirá será algo bueno y justo, y las concluye con un “de acuerdo…?”

*No le gusta mostrar su emoción, pero se nota porque su voz cambia a seca y tensa.

*El siempre está ¡¡súper bien¡¡¡. Aparenta no tener problemas en su vida y mucho menos que otros se den cuenta.

*Su gran temor: La equivocación.

 Le gusta tomar decisiones y siente placer ante eso, aunque más adelante se lamente por no haber tomado otra decisión. Duda de sí mismo después de tomar una determinación.

Divide equitativamente todo, es muy exigente consigo mismo, aunque esté enfermo no se está quieto, el sabe auto controlarse.

No sólo no respeta sus límites, a veces ni los conoce. No se toma el tiempo para sentir una necesidad, solo lo hace cuando revienta, entonces se da cuenta que necesita algo. Le cuesta mucho relajarse y como papá o mamá es muy exigente con sus hijos, no permite el error o la falla porque se enoja mucho, o sea, siempre está frustrado. Eso también le provoca que le duela su cuerpo, y sus hijos tienden a sufrir enfermedades como colitis, gastritis, migraña, y después se vuelven también neurotiquitos, y es cuando los padres se hacen la pregunta “pobre este niño se exige mucho” “se enoja de todo” “ya me preocupe”, y no se dan cuenta el por qué de esa situación.

Es el más propenso a sufrir agotamiento profesional, la mayor injusticia la vivie con él mismo. Vive culpa cuando se compra algo que él considera que no necesitaba, y se justifica ante eso.

Le desagrada que le digan que es afortunado, ya que para el ser afortunado no es justo, pues desea merecer lo que sucede “no es suerte, trabajé mucho para lograrlo”.

Le parece más injusto ser favorecido que desfavorecido. Es atraído a situaciones injustas.

La motivación del rígido al crearse obligaciones es alcanzar la perfección de sí mismo, de acuerdo a su ideal de perfección.

Puede parecer controlador, pero cuando interviene no lo hace para controlar y llamar la atención de otros, ni mostrarse fuerte, como el controlador. Sufre tensión emocional por buscar la perfección en todo. Es raro que se enferme, cuando sucede, lo percibirá hasta que su estado ya sea grave.

Su herida le hace elegir una profesión para impartir justicia sobre la tierra.

Su emoción más común: LA IRA.

Le es difícil dejarse amar y demostrar su amor. Pasa a ser una persona fría y poco afectuosa (esto le ocasiona problemas cutáneos). Tiende a compararse con quienes considera mejor que él, o más perfectos que él, y si tiene hijos también los compara mucho.

La frialdad es su temor más grande. Le es difícil aceptar su propia frialdad como la de otros y hace lo posible por mostrarse cálido.

Prefiere lo salado que lo dulce, le gusta lo crujiente, ante una situación descontroladora, comerá sin control.

ENFERMEDADES:

RIGIDEZ EN EL CUERPO: tensión en espalda y cuello o partes flexibles: tobillos, muñecas, rodillas, cadera, codo, gusta crujirse los dedos para flexibilizarlos.

AGOTAMIENTO: por exceso de trabajo

ENFERMEDADES TERMINADAS EN “ITIS”: si lo hubiera hecho, si lo hubiera terminado, si hubiera llegado más temprano, la enfermedad de el hubiera, también retiene ira.

TORTÍCOLIS: por la dificultad de ver todos los aspectos de la situación que considere injusta.

CALAMBRES: Cuando se retrae o modera por temor.

VARICES: Problemas de circulación, por su dificultad para sentir placer.

PIEL SECA, ESPINILLAS EN EL ROSTRO: cuando teme a equivocarse o no estar a la altura de sus expectativas. Las espinillas son una forma que otros no se me acerquen tanto.

PSORIASIS: Por no ser demasiado felices.

ALTERACIONES EN EL HÍGADO: Por la ira contenida porque las cosas no salen como yo quiero, Impaciencia e intolerancia.

NERVIOSISMO: Aunque lo controlan, viven en estado de ansiedad frecuente.

INSOMNIO: Pues tiene que estar acabado y perfecto no debo dormir porque todavía no terminé mis ocupaciones.

PROBLEMAS DE LA VISTA: Por la dificultad de percatarse que ha tomado una mala decisión.

TODAS LAS PERSONAS QUE SUFREN INJUSTICIA, OCULTAN UNA HERIDA DE RECHAZO.

Mientras más importante sea la herida de injusticia, más significará que se es injusto consigo mismo al exigirse demasiado, al no saber cuáles son sus límites y al no darse placer con la frecuencia necesaria, ES INJUSTO CON EL MISMO.

REPROCHAMOS A LOS DEMÁS, LO QUE NOS HACEMOS A NOSOTROS MISMOS, Y NO QUEREMOS VER.

Si notas que vives algo o mucho de ésta herida sería importante que la trabajaras ya que impide disfrutar plenamente la vida como es, aceptando a los demás como son y aceptándome a mí sin tanta exigencia, si no lo hago, cuando me de cuenta, ya habrá pasado mi vida y ni siquiera la goce a plenitud, esperando que fuera de un modo que nunca podrá ser.

Fuente:  5 heridas que impiden ser uno mismo. LISE BOURDEAU

___________________________________________________________________________

*La autora es licenciada en psicología, especialista en desarrollo humano y psicoterapia para niños, adolescentes y adultos con enfoque Gestalt y humanista. Si te interesa contactarla puedes hacerlo en su número móvil 2221199224.

Herida de la traición (máscara de controlador)

25 mayo, 2015 Leave a reply

controladora

Por Mara Rodríguez Masdefiol*

¿Algunas vez sientes que debes controlar todo y a todos? Si no es así, ¿sueles sentirte enojado, frustrado? ¿Te molesta que te mientan y te cuesta trabajo confiar en los demás?

Sigue leyendo, te puede interesar.

¿Qué es traicionar?

“Es violar la fidelidad de alguien o a una causa, abandonar o denunciar a alguien”.

Esta herida surge entre los dos y los seis años de edad. Cuando se desarrolla la energía sexual y contacta con ese impulso (no genital) y  aparece el complejo de Edipo, se vive con el progenitor del sexo opuesto. Es en la edad que el niño se “enamora” del progenitor del sexo opuesto, demanda mucha atención y cuidados de parte de éste.

¿Qué pasa si el progenitor responde con demasía a los caprichos del niño? No desarrollará adecuadamente la fase edípica.

Su apego es demasiado grande, lo que afectará sus relaciones sexuales y afectivas. Tiende a comparar a sus parejas con el progenitor del sexo opuesto. Es esa persona que busca en su pareja la imagen de su mamá o de su papá, son los hijos de mami o las hijas de papi, y nunca nadie va a ser suficientemente bueno como lo eran ellos, eso los lleva a tener problemas en sus relaciones de pareja.

 Su cuerpo lo manifiesta con hombros firmes anchos, bíceps gruesos, pecho saliente, en el caso de los hombres, en el de la mujer es cadera ancha, glúteos anchos, tienden a tener vientre y muslos bastante desarrollados. Físicamente son personas fuertes. En su cuerpo emanan un “mirenme” “soy capaz”, “soy fuerte, no te metas conmigo”. La cadera fuerte y el vientre prominente a manera de protección indican rabia hacia el sexo opuesto, especialmente en el terreno sexual. Aparentemente quiere decir  “yo soy responsable, puedes confiar en mí”.

Características del controlador:

*Es de personalidad fuerte. Afirma lo que cree con firmeza esperando que los demás se adhieran a su pensamiento.

*Se crea expectativas en los otros, así previene y controla. Adivina las expectativas de los otros.

*Desea convencer a los demás, su frase ¿me entiendes?

*No le gusta que lo confronten.

*Es rápido en sus actos.

*Le disgusta ser interrumpido “permíteme terminar, no he acabado de hablar”.

*De poca paciencia con las personas lentas.

*Le gusta ser el primero en terminar, más si se trata de una competencia.

*De los enmascarados, es el que tiene más altibajos en su estado de ánimo.

*Se adelanta para mañana. Su actividad mental es muy intensa.

*Futuriza mucho: planea sus vacaciones y en ellas planea su regreso al trabajo, o le inquieta lo que puede pasar en su ausencia.

*Es muy puntual, detesta la pereza, pero el si se permite ser perezoso sin que nadie se de cuenta, tambien es hedonista, busca siempre su placer ante todo.

*Le es difícil delegar una tarea y le cuesta trabajo confiar en los demás.

*Se ocupa mucho de los problemas de los demás y los busca resolver y controlar.

¿Qué debe trabajar? La PACIENCIA  y LA TOLERANCIA.

*Ayuda a los demás inconscientemente para… tener el control de TODO.

*Es un ser muy sensible, pero esto no se nota, ya que está muy ocupado en mostrar su fuerza.

¿Por qué se ocupa de los asuntos de los demás?

Su EGO se altera, cuando alguien descubre su control, pues no le gusta ser vigilado y que lo descubran.

Su frase desde pequeño: YO PUEDO, DÉJENME HACERLO SOLO.

*No le gusta la autoridad. Que alguien quiera decirle lo que debe hacer, convencerlo de una nueva idea, su reacción será escéptica, pero ante una decisión suya, es válido que cambie varias veces de opinión.

*Le aterroriza la mentira, pero él encuentra varios motivos para deformar la verdad.

*Sus mentiras siempre serán necesarias, sutiles, piadosas… para justificarse.

*Si alguien no confía en él, pensará que lo han traicionado, no tolera a los tramposos aunque él si puede hacer trampa.

*La reputación es muy importante, si ésta se ve afectada monta en cólera. Llega a mentir para salvaguardarla, intenta ser una persona fiable y responsable,  aún a pesar de la felicidad de sus hijos, de hecho es él quien decide por ellos.El es clásico sabelotodo, su frase “lo sabía”.

¿Qué pasa cuando los controladores viven juntos?

  El controlador le teme al compromiso… por miedo a que “termine el compromiso”.

Muchas personas que tienen la herida de traición han sufrido porque el progenitor del sexo opuesto no cumplía sus compromisos, de acuerdo con las expectativas que él tenía cuando era niño, de un progenitor ideal.

Al controlador le es difícil confiar, pero tendrá más confianza si no hay interés sexual de por medio. Por eso prefiere que los del sexo opuesto sean más amigos que amantes. Se siente así más en confianza y utiliza la seducción para manipular a otros. Es especialista en la seducción, es el preferido de la suegra, y también reconoce cuando alguien quiere seducirlo y no lo impide.

Quien sufre de abandono, no necesariamente sufre de traición, pero quien sufre de traición, también sufre de abandono.

El controlador ocupa mucho lugar, le disgusta que alguien más ocupe mucho lugar. Por su alma de líder, le gusta dirigir a los demás. Cuando el controlador deja de controlar y se ocupa de dirigir, se convierte en el mejor líder, entendiendo que controlar significa conducir, administrar o gobernar bajo el dominio del temor.

Le gusta el aspecto apasionado de una relación, cuando se extingue, busca un medio para que la idea de separación provenga de otra persona.

La mujer controladora sospecha siempre que la engañan, y vive a la defensiva, ella decide cuando dejarse seducir, el hombre prefiere hacerlo cuando la idea es suya.

Cuando desean intimidar y el otro se rehúsa, es sinónimo de TRAICIÓN. Los traicionados son los que más buscan tener un amante.Tiende a comer rápido porque no tiene tiempo que perder. Si está absorto en una ocupación puede olvidarse de comer, o afirmar que no es importante para él. Le gusta aderezar y salar sus alimentos.

ENFERMEDADES:

Agarofobia: Teme a la locura

Articulaciones del cuerpo: por su excesivo control e inflexibilidad (rodillas).

Hemorragias, impotencia sexual, diarreas, etc: por pérdida de control.

Parálisis: Por situaciones de impotencia total.

Problemas del sistema digestivo: Hígado y estómago.

Enfermedades “itis”: por las numerosas  expectativas, inducidas a la impaciencia, cólera y frustración.

Fuegos bucales/herpes bucal: se manifiesta cuando acusa, consciente o inconscientemente al sexo opuesto de ser repugnante. Y es el medio de control para no tener que besar a nadie.

___________________________________________________________________________

*La autora es licenciada en psicología, especialista en desarrollo humano y psicoterapia para niños, adolescentes y adultos con enfoque Gestalt y humanista. Si te interesa contactarla puedes hacerlo en su número móvil 2221199224.

Herida del abandono (máscara de dependiente)

12 mayo, 2015 Leave a reply

abandonoPor Mara Rodríguez Masdefiol

¿Temes al abandono? ¿Lo has vivido de manera frecuente? ¿Te cuesta trabajo terminar lo que empiezas? ¿Buscas aprobación de los demás?

Si algunas de estas preguntas te checa, posiblemente vivas algo de la herida del abandono. Abandonar a alguien, es apartarse de alguien…dejarlo.

¿Cuándo me puedo sentir abandonado?

*Al nacer un hermano, cuando me dejaron en la escuela, cuando papá/mamá se fue…, cuando se fueron a trabajar y me quedé solo, cuando me dejaron con mi abuela, etc.

“La herida del abandono se vive con el progenitor del sexo opuesto”…quien hace sufrir abandono tiende a sufrir de rechazo.Cuando se es joven se siente rechazado por su progenitor del mismo sexo y abandonado por el del sexo opuesto.

Características físicas:

Su mirada parece querer atraer a otros, espalda encorvada, ojos tristes, cuerpo delgado, carece de tono muscular, brazos largos “aparentemente”, piernas débiles, partes caídas de su cuerpo como hombros, rodillas, glúteos, vientre, escroto.

Su propensión: la victimez

Cuando vivo esta herida, me creo problemas de todo tipo en la vida, pero en especial problemas de salud para llamar la atención y sentirme IMPORTANTE, ya que necesito APOYO. Más víctima, más grande mi herida. Dramatizo mucho todo, siempre piensa lo peor y no comprende por que lo hacen sufrir tanto. Vive mucho en la imaginación. Cree que los demás son responsables de su felicidad o desdicha. El tiene que aprender a hacerse responsable de su felicidad y de su vida, en general ese es su gran trabajo.

Características generales:

Hacen papel de “salvadores”, sufren altibajos, de la alegría a la tristeza, etc. Su temor más grande es la soledad ¿qué voy a hacer solo?, ¿qué será de mí?, le causa mucha ansiedad. Su emoción más intensa la tristeza. Necesita de la ayuda de otros, y si la obtiene se siente amado. Duda de sus decisiones. No le agradan los trabajos o actividades físicas. Percibe el final de cada actividad como un abandono “que lástima que ya acabó esto”. En el caso de las mujeres suelen tener la voz infantil y hacer muchas preguntas. Suelen pedir consejos. Están dispuestos a tolerar situaciones difíciles para no poner fin. Pareciera que ama el sufrimiento. No ve los problemas que vive en pareja, prefiere creer que todo marcha bien. El cree que no puede lograr nada por sí mismo y tiene la necesidad de alguien como sustento, parece perezoso, porque no le gusta hacer nada solo, necesita de otros para sentirse apoyado, siempre busca la opinión y la aprobación de los demás.

El dependiente

Pueden sufrir agorafobia¸ un trastorno de ansiedad que consiste en el miedo a las situaciones difíciles, o embarazosas, o donde no se puede recibir ayuda en caso de sufrir una crisis de pánico y esconden este padecimiento en el alcohol. La mayoría padecen hipoglucemia, esta se sana emocionalmente cuando la relación vivida con la madre se soluciona.

Sus temores: morir o enloquecer. Ambos provienen de la infancia.

Utiliza el sexo para afianzarse a otra persona y es él/ella, quien desea más a su pareja. Si su pareja lo engaña, simula ignorarlo.

Come mucho y no engorda, prefiere alimentos blandos que duros, come lento para prolongar el placer.

Enfermedades:

Asma: Acepta más de lo que debería y no rechaza lo que le pesa.

Problemas de bronquios: Por sentir no recibir suficiente de su familia.Para él es importante tener un lugar en la familia.

Hipoglucemia/diabetes: problemas pancreáticos a causa de su relación psico-emocional.

Miopía: Dificultad para ver más lejos, en relación con el temor al futuro y el miedo a enfrentarlo solo.

Histeria y depresión: Por alimentar su estado de victima.

Migrañas: porque impide ser ella misma y bloquea su “Yo Soy”

Enfermedades Incurables: Es quien más las padece. Vive mucho la depresión.

Mientras más sigamos teniendo resentimientos hacia un progenitor, nuestras relaciones con las demás personas del mismo sexo que ese progenitor serán difíciles.

La causa principal de cualquier herida proviene de la incapacidad de la persona para perdonar lo que se ha hecho a sí misma, o lo que ha hecho a los demás.

Reprochamos a los otros lo que nos hacemos a nosotros mismos así como lo que no deseamos ver.

Es importante arreglar las cosas con nuestros padres, porque solo así dejaremos de reproducir el mismo tipo de situación.

Estas son solo algunas de las características de la herida del abandono, si te hicieron click algunas seguramente puedes vivir con algo de ésta herida y es muy importante trabajarlo para que vivas más tranquilo y feliz. Recuerda que depende de cuál herida vivo es la forma en que yo creo y miro el mundo.

___________________________________________________________________________

La autora es licenciada en psicología, especialista en desarrollo humano y psicoterapia para niños, adolescentes y adultos con enfoque Gestalt y humanista. Si te interesa contactarla puedes hacerlo en su número móvil 2221199224.

¿Sufres la herida del rechazo?

5 mayo, 2015 2 Comments

Herida de rechazo

Por Mara Rodríguez Masdefiol*

“Las personas sanas sanan, las personas heridas hieren”

¿Algunas veces sueles sentirte rechazado por los demás? ¿Sientes que no tienes derecho a la vida o te preguntas para qué vives? ¿Has llegado a sentir un fuerte vacío interior que no entiendes por qué? ¿Vives o has vivido momentos de depresión sin motivo alguno? Sigue leyendo…podría ser que vives en algún grado ésta herida.

¿Qué es el rechazo?

La herida del rechazo es muy profunda, quien lo sufre siente rechazo en su interior y a su derecho a existir. Está presente desde muy temprana edad. Esta herida se vive desde el nacimiento o incluso antes de nacer, o en el primer año de vida. Siente que no tiene derecho a existir, y se provoca con el progenitor del mismo sexo. Esta persona todo lo interpreta a través de los filtros de su herida, sintiéndose rechazado, aún cuando no lo sea.

¿Qué hace que una madre no reciba bien u odie a su hijo?

Quizás una madre que tiene cerrado su corazón por anteriores rechazos a su amor, o quizás un hijo no deseado o es el resultado de una violación, enfermedad mental o de vivir en una relación familiar patológica; quizás odio a la pareja que se transfiere al hijo, una problemática socioeconómica severa, el estar en depresión o repite el patrón familiar de cómo ser mamá. También circunstancias como catástrofes ambientales, guerras, necesidad de hospitalizar al bebé o a la madre, y todo eso es percibido por el bebé como amenazante para su integridad.

Su cuerpo suele ser contraído, angosto, delgado o fragmentado, no desea ocupar mucho lugar,  sus ojos suelen ser pequeños, atemorizados, o con la impresión de llevar un antifaz, evita el contacto y la relación con el mundo.

Es perfeccionista, desapegado a lo material, intelectual, es una persona que pasa por fases de gran amor a fases de odios profundo. El cree en lo más profundo de su ser que no tiene derecho a existir. Se cree inexistente, carente de valor. Procura la soledad, tiene la capacidad de hacerse invisible, y siempre busca los medios para huir de situaciones que le puedan producir pánico. Se deslinda del mundo, el crea su propio mundo, lo que algunas personas pueden creer que presenta rasgos esquizofrenicos. Suele sentirse incomprendido y su temor más grande es el pánico. Vive mucho miedo, orgullo (no necesito de nadie, no necesito ser bienvenido), negación del dolor y anhelo de ser sentido y amado, se jura así mismo que nadie va a volver a rechazarlo.

El que vive la herida del rechazo suele tener poco apetito para comer, por las emociones o el temor, ingiere porciones pequeñas, y una forma de huir de su realidad es ingiriendo drogas o alcohol, también pueden presentar trastornos de alimentación como anorexia. Toma una actitud de superioridad, suele ser despistado. Tiende a sufrir crisis de ansiedad de pánicos, fobias, depresión, ideas suicidas. Problemas en articulaciones, huesos, respiratorios, escoliosis severa. Suele enfermarse de diarrea, arritmias, cáncer, alergias, vómito, desmayos, estado de coma, hipoglucemia, diabetes, tienden al suicidio, psicosis. Suelen tener problemas cutáneos.

El huidizo alimenta su herida cada vez que se siente nulo, bueno para nada y cada vez que huye de una situación.

Para sanar el huidizo tiene que ocupar su lugar y reafirmarse quien es,  tiene que entender que “si alguien se olvida de mi, no me siento incómodo”. El debe expresar “tengo derecho a existir”.

ASPECTOS POSITIVOS DE LA MASCARA

*Es capaz de asumir muchas responsabilidades.

*Es espabilado, creativo, con mucha imaginación, sensible, creativo, genial, brillante, pensador, innovador, imaginativo, artístico, espiritual

*Apto para actuar en la medida que se requiera incluso urgentemente.

*Sin necesidad de otros, si se aparta se siente bien solo.

Si reconoces que vives una o varias de éstas características puedes tener la herida del rechazo en mayor o menor grado, no te angusties, puedes trabajarla y aprender a percibir la vida de otra manera.

_____

*La autora es licenciada en psicología, especialista en desarrollo humano y psicoterapia para niños, adolescentes y adultos con enfoque Gestalt y humanista. Si te interesa contactarla puedes hacerlo en su número móvil 2221199224.

Tips para disminuir el estrés laboral

5 mayo, 2015 Leave a reply

trabajoEl mexicano trabaja un promedio de 2 mil 237 horas al año y sabemos que lo hacemos más que en países como Holanda, Noruega, España o Japón. Lo que no sabemos es si lo disfrutamos o lo sufrimos.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha compartido estudios los cuales informan que tres cuartas partes de los empleados mexicanos padecen estrés laboral, mientras que en China es del 73% y en Estados Unidos sólo del 59%.

El estrés laboral se manifiesta cuando las exigencias del entorno superan la capacidad de las personas para enfrentarlas o controlarlas. Lo síntomas pueden ser desde irritabilidad hasta depresión, acompañadas de agotamiento físico y/o mental.

Recientemente, la Agencia Europea de Seguridad y Salud en el Trabajo (EU-OSHA) y la Fundación Europea para el Mejoramiento de las Condiciones Laborales (Eurofound) realizaron un estudio en el que informaron que los principales factores de riesgo del estrés laboral son largas jornadas y alta carga de trabajo, falta de control y autonomía, mala relación con colegas, falta de apoyo y cambios organizacionales.

Estos factores de riesgo dentro de las organizaciones no siempre se pueden evitar y el estrés es una respuesta natural; sin embargo, existen varias acciones que podemos realizar para combatirlo:

  1. Levántate temprano y mide bien tus tiempos para trasladarte al trabajo.
  2. Antes de ir al trabajo repasa tus tareas del día y lleva todo lo necesario para cubrirlas.
  3. Planea tus tareas y dale prioridad a tus responsabilidades.
  4. Date un tiempo para pensar y analizar las mismas.
  5. Toma breves descanso y estira tus músculos.
  6. Organiza tu lugar de trabajo.
  7. Evita distracciones.
  8. Después del trabajo desconéctate y haz cosas personales que disfrutes.

No dejes que el estrés laboral acabe contigo. Son muchas las actividades que puedes realizar para eliminarlo. Además de los consejos anteriores, trata de ver lo positivo de tener un trabajo, valóralo, enfócate en lo positivo de lo que realizas, disfruta la gente valiosa y haz cosas diferentes que te refresquen y te permitan crecer profesionalmente.

Con información de www.ciudadanosenred.com.mx y www.Forbes.com.mx

¿Qué máscaras utilizo para protegerme del mundo?

27 abril, 2015 Leave a reply

¿Qué máscaras utilizo para protegerme del mundo?

Por Mara Rodríguez Masdefiol

Ya platicamos qué son las que son las heridas y como las vivo en mayor o menor grado ¿qué pasa si no trabajo mi herida? Sigo viviendo a través de una máscara que me impide disfrutar y ser feliz, porque sigo experimentando  los mismos problemas que me angustian y amargan mi vida y atraigo a mi vida experiencias constantemente de rechazo, abandono, humillación traición o injusticia y no sé cómo acabar con eso, porque eso duele. Además y lo más importante, es qué la máscara me impide vivir amor funcional conmigo mismo y con los otros, entonces ¿qué tipo de amor estoy dándome y dándole al otro?

La primera etapa para sanar una herida radica en reconocerla y aceptarla, sin estar necesariamente de acuerdo con el hecho de que existe.

Aceptar significa mirarla, observar detenidamente y saber que tener situaciones que solucionar forma parte de la experiencia del ser humano. Mientras más tiempo esperemos para curar nuestras heridas, más se agravarán.

Cualquier persona, sin importar la herida que sufre, puede ser dependiente en el plano afectivo.  ¿Por qué?  Porque nos volvemos dependientes afectivos cuando sufrimos de carencia afectiva, y sufrimos de carencia afectiva cuando no nos amamos lo suficiente.

Las heridas no pueden sanarse más que con un perdón verdadero a nosotros mismos y a nuestros padres. Mientras más nos creamos culpables y más nos castiguemos, con mayor frecuencia atraeremos el mismo tipo de situaciones. Únicamente portamos las máscaras cuando tememos sufrir y revivir la herida que “protege” la máscara.

Lo ideal sería poder reconocer rápidamente la máscara que nos hemos colocado a fin de identificar la herida que intentamos ocultar, sin juzgarnos ni criticarnos.

¿Cómo saber cuándo me coloco la máscara para protegerme o cuando alguien se la ha colocado?

Cuando se activa tu herida de rechazo te colocas la máscara de huidizo, que te incita a desear huir de la situación o de la persona que crees que es la causa de rechazo.

Cuando se activa tu herida de abandono te colocas la máscara de dependiente, que te hace ser como el niño pequeño que tienen necesidad de atención y la busca llorando, quejándose o siendo sumiso ante lo que sucede, porque no cree poder lograrlo sólo.

Cuando la herida de humillación se activa, te colocas la máscara de masoquista, que te hace olvidar tus necesidades para no pensar sino en las de los demás y transformarte en una buena persona, generosa, siempre dispuesta a prestar sus servicios, incluso más allá de tus límites.  También te las ingenias para cargar sobre tu espalda las responsabilidades y compromisos de quienes parecen tener dificultades para realizar lo que deben, aun antes de que te lo pidan.

Cuando vives la herida de traición, te colocas la máscara de controlador, que te vuelve desconfiado, escéptico, defensivo, autoritario e intolerante a causa de tus expectativas.  Haces todo lo posible por demostrar que eres una persona fuerte y que no te dejas llevar o manejar fácilmente, sobre todo intentas mostrar que no permites que los demás decidan por ti.  Esta máscara también te hace proyectar la apariencia de una persona segura de sí misma, incluso cuando no tienes confianza en ti mismo y dudas de tus decisiones o actos.

Cuando se activa la herida de injusticia, te colocas la máscara de rígido que hace de ti una persona fría, brusca y seca al nivel de tu tono muscular y tus movimientos.  Esta máscara te hace ser asimismo muy perfeccionista y vivir sentimientos de ira, impaciencia, crítica e intolerancia contigo mismo-a.

Para que cualquier problema desaparezca, es necesario primero aceptarlo y brindarle amor incondicional en lugar de desear que desaparezca.  Tus heridas profundas también tienen necesidad de que las reconozcas, las ames y las aceptes.

¿Cuándo alimento más la herida y no camino en armonización?

  • Quien sufre de rechazo alimenta su herida cada vez que se considera una nulidad, bueno para nada, incapaz de marcar alguna diferencia en la vida de los demás.
  • Quien sufre de abandono alimenta su herida cada vez que abandona un proyecto en el que tenía mucho interés, que se deja caer, que no se ocupa lo suficientemente de sí mismo y que no se presta la atención que necesita. Hace sufrir mucho a su cuerpo y se crea enfermedades para atraer la atención.
  • Quien sufre de humillación alimenta su herida cada vez que se rebaja, que se compara con otros, minimizándose y se acusa de estar gordo, de no ser bueno, de carecer de voluntad, de aprovecharse de algo. Se humilla vistiendo ropas que no le favorecen y que ensucia.  Hace sufrir a su cuerpo dándole demasiados alimentos que digerir y asimilar.
  • Quien sufre de traición alimenta su herida mintiéndose, convenciéndose de creer lo que es falso y no cumpliendo los compromisos que tienen consigo mismo. Se castiga al hacer todo por sí mismo porque no confía en los demás y no delega nada. Si delega, se ocupa tanto de asegurarse de que los demás hagan lo que espera de ellos, que se priva de pasarla bien consigo mismo.
  • Quien sufre de injusticia alimenta su herida siendo muy exigente consigo mismo. No respeta sus límites y vive muchas tensiones.  Es injusto consigo mismo, pues se critica y no logra ver sus cualidades y lo que hace bien.  Sufre cuando sólo ve lo que no ha hecho o los errores que ha cometido.

Amar y aceptar una herida significa reconocerla, saber que has vuelto a la Tierra para solucionarla y aceptar que tu ego ha deseado protegerte al crear una máscara.

Etapas de la herida

  1. Somos nosotros mismos.
  2. Sentimos dolor y descubrimos que ya no podemos ser nosotros mismos, porque no conviene a los adultos que nos rodean.
  3. Es la rebelión ante el dolor que se vive,
  4. La resignación, comienza cuando decidimos crearnos una máscara con la intención de no decepción a los otros.

Curación de la herida: Invertir las etapas:

  1. Adquirir consciencia de la máscara que llevas.
  2. Sientes rebelión o cuando te resistes a aceptar tu responsabilidad y prefieres acusar a los demás de tu sufrimiento.
  3. Te otorgas el derecho de haber sufrido y a reprochar por ello a uno de tus padres o a ambos.
  4. Volverás a ser tú mismo y dejarás de creer que necesitar llevar tus máscaras para protegerte.

Ninguna transformación es posible sin la aceptación.  ¿Cómo puedo saber si vivo la aceptación?  Cuando sepa que tu comportamiento, que ha afectado a alguien más o a ti mismo, forma parte del ser humano y cuando aceptes asumir las consecuencias cualquiera que éstas sean.

La aceptación es por consiguiente el elemento desencadenador que pone en marcha la curación.

Camino de sanación

  • Tu herida de rechazo está en vías de sanar cuando cada vez ocupas más tu lugar y te atreves a afirmarte. Además si alguien más parece olvidarse de que existes, no te sientes incomodo internamente.
  • Tu herida de abandono está en vías de sanar cuando te sientes bien contigo mismo si estas sólo y buscas cada vez menos llamar la atención. La vida te resulta menos dramática.  Cada vez que tienes más deseos de emprender proyectos, e incluso si los demás no te apoyan, puedes continuarlos.
  • Tu herida de humillación está en vías de sanar cuando tomas el tiempo para conocer tus necesidades antes que las de otros. Cargas menos sobre la espalda y te sientes libre. Dejas de crearte tus propios límites.
  • Tu herida de traición está en vías de sanar cuando no vives con tanta intensidad las emociones del momento, o cuando alguien o algo altera tus planes y cedes con facilidad. Ya no intentas ser más el centro de atracción.
  • La herida de injusticia está en vías de curación cuando te permites ser menos perfeccionista y cometer errores sin montar en cólera o criticarte. Te permites mostrar tu sensibilidad y llorar frente a otros sin perder el control y sin temer a que los demás te juzguen.

Una vez que las heridas sanan, es decir, cuando somos nosotros mismos, sin temores, tiende a emerger lo siguiente de ellas.

  • Detrás del huidizo (herida de rechazo) se oculta una persona capaz de asumir muchas responsabilidades, dotada de aptitud adecuada para trabajar.
  • Detrás del dependiente (herida de abandono) se oculta una persona hábil, que sabe cómo satisfacer lo que requiere.
  • Detrás del masoquista (herida de humillación) se oculta una persona audaz, aventurera, con una enorme capacidad para desenvolverse en diversos ámbitos.
  • Detrás del controlador (herida de traición) se oculta generalmente una persona que tiene cualidades de dirigente.
  • Detrás del rígido (herida de injusticia) se oculta una persona creativa, con mucha energía, dotada de enorme capacidad de trabajo.

Y ahora ¿Te gustaría conocer más sobre cada herida?

___________________________________________________________________________

La autora es licenciada en psicología, especialista en desarrollo humano y psicoterapia para niños, adolescentes y adultos con enfoque Gestalt y humanista. Si te interesa contactarla puedes hacerlo en su número móvil 2221199224.

¿Sabes qué es una herida emocional y por qué te impide ser feliz?

23 abril, 2015 Leave a reply

Mara Rodríguez Masdefiol

¿Por qué me tocó vivir esta vida? ¿Por qué a mí me pasa lo que me pasa? ¿Por qué no puedo encontrar el verdadero amor?  ¿Por qué sufro siempre de abandono? ¿Por qué a mí y no al otro? ¿Por qué me afecta lo que los otros dicen, hacen o piensan sobre mí? ¿Por qué quiero controlar todo y ya me siento desgastado? Por qué quiero arreglarle la vida a otras personas pero no puedo con la mía? ¿Qué pasa? ¡¡¡SIEMPRE A MI!!!

¿Sabes qué es una herida emocional y por qué no te deja ser feliz?

¿Sabes qué es una herida emocional y por qué no te deja ser feliz?

Esta y muchas preguntan más, nos hemos llegado a hacer las personas normales como tú o yo, en momentos de nuestra vida, especialmente cuando nos sucede algo doloroso y sentimos no entender la razón, llámese una enfermedad física o mental, alguna pérdida de algo o alguien significativo para nosotros, o simplemente en un día normal donde  reflexionamos sobre  nuestra existencia en este mundo.

Sigue leyendo…puedes encontrar respuestas…

Cuando nacemos, sabemos en lo más profundo de nuestro ser, que es nuestra alma la que decide vivir experiencias. Ha elegido a sus padres,  a su entorno, todo esto para propiciar vivir las circunstancias necesarias para evolucionar, y con ésto llegar al trabajo más grande que enfrenta un ser humano: entendimiento de la verdad.

Esta es que el amor a uno mismo nos une a la fuente de amor divino, Dios y no permite comprender que si somos hechos a su imagen y semejanza, de la misma sustancia y que si Dios es puro amor, inteligencia, salud, abundancia, y todo lo que significa Dios, ¡entonces yo soy como él!, ¡Soy su CREACIÓN!, ¡soy su hijo!  Entonces  uso mi razón y comprendo que no hay nada malo en mí, Él solo creo lo mejor para mí. “Yo y el Padre somos Uno, pero el Padre es mayor que Yo”. De ahí puedo partir entendiendo que entonces no hay nada imperfecto ni malo en mí.

Y entonces ¿qué pasa? ¿Por qué vivo dolor? ¿Por qué me percibo tan imperfecto, con tantas carencias y necesidades que ni yo puedo satisfacer? ¿Por qué vivo con desconfianza en mí mismo? siempre buscando reconocimiento y aceptación de mi exterior. ¿Habrá algo muy malo en mí? ¿O solo es una creencia personal? ¿O se habrá enseñado dios solo conmigo para que yo sufriera?

Tratando de descifrar éstas preguntas, bueno, entonces si Dios que es mi Padre quiere lo mejor para mí ¿por qué puedo sentir tanto dolor y aparte de pronto sentir que ya no se ni quien soy, ni lo que quiero ni a dónde voy? Será entonces que en las experiencias que me toca vivir habrá una enseñanza, un aprendizaje que no he captado, pero que continuamente se repite, y que quizás mi Dios interior me guía hacia las personas y situaciones que necesito para crecer y evolucionar de acuerdo con mi plan de vida elegido antes de mi nacimiento.

Vamos a revisar que pasa…

Cuando en mi vida experimento diversas experiencias y no las acepto, como juicios, culpabilidad, temor, ser la víctima, u otras formas de no aceptación a lo que vivo, me convierto en un imán muy poderoso que me hace revivir la misma experiencia una y otra vez, hasta que la acepte y use mi razón para aceptarla y así trabajarla. Bueno, entonces yo escojo a mis padres por que ellos propiciarán experiencias para que yo viva lo que me corresponde vivir, pero ¿cómo lo hacen?

Acá entramos en el tema de las heridas, desafortunadamente los seres humanos la mayoría de las veces aprendemos de la vida  a través del dolor, eso suena feo, pero así es. Entonces puede ser que desde que somos concebidos puede crearse en mi algo muy doloroso que le llamaremos herida. ¿Qué es una herida? Algo que me duele muchísimo, ésta herida es en mi cuerpo emocional no físico, se crea en la infancia y va a determinar la MANERA EN QUE YO ME PERCIBA Y LO EXTERNO, es decir, como me RELACIONO CONMIGO Y CON EL MUNDO.

Entonces ¿qué pasa con mi herida? ¿Todos tenemos heridas o algunas personas no tienen?

Todos vivimos en mayor o menor grado heridas, pero siempre hay una que la vivimos profundamente y nos causa mucho dolor ¿cómo me doy cuenta de eso? Porque esa herida que vivo duele mucho y me hace sufrir y entonces para no volver a sufrir como cuando fui infante, entonces me pongo máscaras de diferente tipo para que así se mitigue ese dolor y el mundo crea que yo estoy suuuuuper bien.

¿PARA QUÉ USO LA MÁSCARA?

Porque cuando yo era pequeño, yo buscaba ser quien era, llorar para que satisfacieran mis necesidades, gritar, reir a carcajadas, jugar con mi comida, divertirme con lo que hubiera en la taza de baño, enbarrarme de lodo, decir lo que pensaba y todo lo que un niño desea hacer por ser quien es, por la alegría de ser él mismo, pero mis padres, no lo entendieron así , veían con ojos de padres, y con todo su amor y con la mejor intención, me hicieron saber o yo lo percibí así, que si no hacía lo correcto o lo que ellos pensaron era lo mejor para mí, no me aceptarían y por lo tanto no me amarían como yo lo necesitaba, ésto me creo tanto miedo y una herida muy fuerte que me provocó que  dejara de ser YO MISMO para empezar a ser lo que ellos esperaban de mí. Y entonces empecé a vivir con una máscara con la que si me aceptaban, con la cual  siempre me iban a querer y nunca me iban a abandonar. Y así caí en cuenta que con la máscara me protejo de cualquier situación que pueda hacerme sentir dolor y que no he podido poner en orden.

ENTONCES ¿DE QUÉ MASCARAS SE TRATA?

Acompañan a la herida, y el tamaño de la máscara se crea en función del tamaño de la herida.

HERIDAS                            MASCARAS

Rechazo………………….Huidizo

Abandono……………….Dependiente

Humillación………………Masoquista

Traición…………………..Controlador

Injusticia………………….Rígido

¿COMO SE VIVEN LAS HERIDAS?

Rechazo: siento que no tengo derecho a existir, me creo carente de valor, diferente, raro, busco la soledad, hacerme invisible, me cuesta trabajo comprometerme, busco medios para huir de situaciones o personas me siento incomprendido, vivo con pánico, generalmente como poco y tiendo a consumir azúcar, alcohol o drogas, con tendencia a la anorexia, tiendo a enfermarme de alergias, diarrea hipoglucemia, y otras. La máscara de huidizo me protege del rechazo que pudiera vivir aunque yo mismo rechazo todo el tiempo. Mi cuerpo tiende a ser muy delgado y fuerte.

Abandono: en ésta utilizo la máscara de dependiente en dónde busco atención y apoyo de los otros, me muestro indeciso para decidir o hacer las cosas, busco aprobación y consejos, vivo con tristeza, lloro con mucha frecuencia, me da miedo la soledad, soy lento para comer, suelo enfermermarme de depresión, miopía, agorafobia, y otras, mi cuerpo tiende a ser encorvado, largo, sin tono muscular y lo peor siempre tengo miedo a que me abandonen y casualmente es lo que vivo.

Humillación: yo uso mi máscara de masoquista, en donde me siento falto de libertad, mi cuerpo es rollizo, grueso, o siempre vivo poniendome a dieta y no adelgazo; suelo sentirme indigno de merecer, me averguenzo de mi, no me gusta que me apresuren soy lento para todo, ignoro lo que necesito, percibo que me humillan constantemente, tiendo a enfermarme de problemas respiratorios, anginas, tiroides.

Traición: ésta herida hace que me ponga una máscara de controlador en donde voy a buscar manipular a los demás para que hagan lo que yo quiera, todo controlo y quiero poner bajo mi orden, me molesta la pereza, quiero dar una imagen de que soy muy responsable y fuerte, digo mentiras y tiendo a seducir para lograr lo que quiero, la gente me dice que ya están hartos de mi forma de ser y suelo sufrir de gastritis, colitis y todo lo acabado en “itis”. Me da miedo perder el control de mi mismo, porque vivo con estados de ánimo muy alterados y suelo vivir y generar estrés en las personas.

Injusticia: vivo con mucha rigidez y exigencia mi vida y eso hago con los demás soy exigente, perfeccionista, neurótico, inflexible, y a no escuchar ni poner atención a mis necesidades.  Tal es mi grado de exigencia que hasta he llegado a no escuchar mi cuerpo cuando esta enfermo, porque pienso que lo importante es cumplir con lo que “debe ser”, nadie debe saber lo que siento y eso me ha llevado a que me perciban frío, pero ya estoy cansado y ya no disfruto nada de lo que hago, eso es injusto.Me enfermo de agotamiento, artitris, me dan calambre, me duele el cuerpo y demás.

___________________________________________________________________________

La autora es licenciada en psicología, especialista en desarrollo humano y psicoterapia para niños, adolescentes y adultos con enfoque Gestalt y humanista. Si te interesa contactarla puedes hacerlo en su número móvil 2221199224.

¡El amor no tiene por qué doler!

8 marzo, 2015 Leave a reply

parejas

Mujeres del mundo dejen de caer en la mentira más cruel que nos han vendido: El amor duele. ¡No es verdad! ¡El amor no tiene por qué doler! Ni emocional, ni, mucho menos, físicamente.

Es normal que haya diferencias en las parejas. Son dos personas con diferente educación, diferentes vivencias, sueños y expectativas, es lógico que lleve un tiempo conciliar dos mundos.

Lo que no es sano es que en ese proceso se lastimen a diestra y siniestra; se subestime al otro;  se critique de manera hiriente sus costumbres o creencias; se agredan física o verbalmente; se pretenda imponer al otro y se castigue con el silencio.

Cada relación de pareja conlleva a un ejercicio de mediación. Te gusta ganar, como a todos, pero ¿estás dispuesto a ganar, aun sabiendo que esa persona que amas va a perder? Seguramente tratarás de buscar una opción que deje satisfechos a ambos y ésta se alcanzará con comunicación franca y abierta. Nadie puede leer la mente, aun cuando parezca lógico lo que necesitas, el otro no está obligado a saberlo si no se lo expresas.

* ¿Cómo saber si una relación es destructiva?

Una relación de pareja que no me da la sensación de plenitud ni complemento ni apoyo es una relación destructiva. Hazte estas preguntas:

¿Cómo te ayuda, cómo te brinda seguridad, cómo te eleva tu autoestima, cómo te respeta?

Quien decía amarte ¿se está desquitando de la vida contigo, de sus frustraciones, insatisfacciones, de su madre o de alguna mujer que le hizo daño?

Una relación sana está cimentada en la confianza mutua, el respeto, la lealtad, la fidelidad, la admiración, y el deseo de compartir el mismo espacio, pero sin asfixiarse.

Una relación destructiva está basada en la falta de respeto, la desconfianza, el engaño, la traición, la posesividad y los celos.

* ¿Qué hacer si te encuentras en una relación destructiva?

1.- Romper el silencio. Hay varios motivos por los que una persona maltratada no se atreve a hablar, una de ellas es el miedo. El temor a desencadenar la ira del agresor es enorme, por lo cual es importante saber elegir a la persona a la que se va a confiar el problema.

2.-Para liberarse de una dependencia es necesario elevar el autoestima. Hacer todo aquello que le devuelve la confianza en sí misma: frecuentar amistades no abusivas, leer libros de autoestima, hacer ejercicio eligiendo un deporte que le guste o realizar aquellos para los que tiene actitudes.

3.- El tercer paso es terminar con las relaciones tajante y definitivamente cuando se trate de amistades o de la pareja.

Fuentes:

El amor no tiene por qué doler. Ernesto Lammoglia. Editorial Grijalbo

Page 5 of 6« First...«23456»

Sorry, you can not to browse this website.

Because you are using an outdated version of MS Internet Explorer. For a better experience using websites, please upgrade to a modern web browser.

Mozilla Firefox Microsoft Internet Explorer Apple Safari Google Chrome