Implantes de recuerdos

5 septiembre, 2017 Leave a reply

recuerdos

 

¿Tener buena o mala memoria? ¿Cuál escogerías?

La buena memoria ideal sería recordar sólo aquello que nos ha hecho felices: un pastel de cumpleaños, una buena calificación, un buen beso…

La mala memoria ideal sería olvidar todo aquello que nos hizo sufrir: la caída en el parque, el regaño de mamá, el oso en el primer día de la preparatoria…

A medida que la tecnología avanza, se abren debates sobre la posibilidad o imposibilidad de vivir mejor.

Robert Aston, psicólogo de la Universidad de Aston, en Reino Unido, escribió un ensayo sobre las opiniones encontradas en torno a la implantación de recuerdos.

Aquí parte de su trabajo:

Parece la trama de una novela de ciencia ficción. Pero no es, necesariamente, tan improbable como parece.

Para empezar, los investigadores saben desde hace décadas que nuestros recuerdos del pasado a menudo son imprecisos, y que a veces recordamos hechos completos que nunca llegaron a suceder.

Estos falsos recuerdos pueden ocurrir de forma espontánea, pero es más probable que lo hagan cuando alguien planta la semilla de una falsa sugestión en su cabeza, que crece más y más a medida que piensas en ello.

A igual que los recuerdos sobre hechos que ocurrieron realmente, sabemos que los falsos recuerdos pueden influir nuestra forma de actuar.

Un experimento demostró que las falsas sugestiones sobre la comida que nos gustó o enfermó de pequeños pueden afectar lo que comemos de adultos, y que incluso llegamos a creer que “recordamos” ese falso recuerdo.

No es demasiado exagerado decir que, en principio, cualquiera podría implementarte deliberadamente un falso recuerdo, o que podrían tener efectos positivos en su vida.

Algunos analistas incluso han imaginado llevar la idea de ir un paso más allá y hacer una “dieta de falsos recuerdos”.

Entonces, ¿podría ser beneficiosa la fabricación de falsos recuerdos para luchar contra la obesidad u otros problemas relacionados con la salud, desde el miedo a ir al dentista hasta la depresión?

 

UNA CUESTIÓN ÉTICA

Incluso, aunque tal cosa fuera científicamente posible, todavía queda una cuestión latente: si sería éticamente justificable.

Cuestionar este tipo de prácticas es importante, no solo porque es posible imaginarse un futuro en que la intervención con falsos recuerdos esté en el menú de posibilidades, sino porque al menos en algunos casos aislados, los médicos han estado “comiendo de ese plato” por años.

En una nueva investigación financiada por Wellcome Trust y que publicamos en la Revista de Psicología Cognitiva Aplicada, les describimos una “terapia de falsos recuerdos” ficticia a casi mil personas en Reino Unido y en Estados Unidos.

Les pedimos a los participantes que imaginaran el caso de un paciente obeso en busca de ayuda profesional para perder peso.

Sin el conocimiento del paciente, el terapeuta tenía que intentar implantarle un falso recuerdo de eventos de su niñez, destinado a cambiar su relación enfermiza con los alimentos grasos.

Pero el terapeuta sólo revelaría el engaño meses después de completar la terapia.

Nuestra pregunta para los participantes fue: ¿Sería aceptable este tipo de terapia?

Sorprendentemente, no hubo mucho consenso.

De hecho, mientras que el 41% de los encuestados dijo que sería, en general, inaceptable, que un terapista tratara así la obesidad, un 48% dijo que sería “aceptable”.

Sólo un cuarto de ellos dijo que la terapia sería “totalmente antiética”. Y probablemente les horrorizaría saber que uno de cada 10 pensó que sería “totalmente ético”.

Parece ser que muchas personas son muy abiertas con la idea de manipular deliberadamente los recuerdos de otras, si hacerlo puede beneficiar al paciente.

 

EPISODIOS TRAUMÁTICOS

Estos resultados llaman la atención. Pero no se diferencian mucho de una investigación de 2011 en la que se analizaban las actitudes de la gente hacia lo que se conocen como medicamentos “amnésicos”.

En ese estudio, más de la mitad de los entrevistados dijeron que, si fueran víctima de un gran trauma, les gustaría tomar un fármaco que atenuara su recuerdo traumático.

Pero, ¿por qué tantos de nosotros rechazamos la idea de crear falsos recuerdos beneficiosos en nuestra memoria, si a tantos otros les entusiasma?

Para averiguarlo, les pedimos a 200 de nuestros participantes que desarrollaran sus reacciones sobre la “terapia ficticia de falsos recuerdos”.

Para quienes encontraron la terapia atractiva, el aliciente de ayudar a la gente a mejorar su salud era más importante que cualquier reparo que pudieran tener.

Algunos incluso desearon poder recibir esos tratamientos ellos mismos o poder hacerlo con sus seres queridos.

Para muchos, no parecía mucho peor que algunas prácticas existentes. Un hombre estadounidense escribió:

“No lo veo como un problema. Después de todo, muchos tratamientos médicos implican tomar medicamentos o someterse a operaciones quirúrgicas, lo cual implica introducir elementos reales dentro del cuerpo. A veces resultan no ser beneficiosos e incluso hacen más daño que bien”.

Así que implementar falsos recuerdos en la memoria de alguien no parece tan invasivo o potencialmente perjudicial.

En cambio, mucha gente encontró la terapia poco atractiva y siniestra por distintas razones.

A algunos les preocupaban los mecanismos de la terapia y dijeron que engañar a los pacientes no es para nada ético.

Otros vaticinaron una “misión de alcance furtivo” y señalaron que la práctica se acabaría utilizando para fines nefastos.

Una mujer británica escribió lo siguiente:

“Es demasiado peligroso. Podría usarse para que las personas homosexuales ‘sean‘ heterosexuales. ¿Y cuánto tiempo pasaría antes de que un partido en el gobierno lo use para ‘curar‘ a quien votó a la oposición? Puede sonar descabellado ahora mismo, pero podría no serlo si pueden hacerlo”.

Pero, para mucha gente, lo más inquietante es que podría arrebatarnos nuestra voluntad y autenticidad.

Nuestras personalidades ya no serían genuinas; nuestras decisiones en la vida no nos pertenecerían a nosotros.

Esa es, sin duda, una visión con la que todos podemos simpatizar.

Después de todo, incluso aquellos que estudian los fallos de la memoria de otras personas pueden volverse adictos a la creencia errónea de que podemos confiar perfectamente en nuestros propios recuerdos.

No puedo concebirnos aprobando completamente la implantación de falsos recuerdos para el uso terapéutico, pero ¿quién sabe lo que deparará el futuro?

Si los tratamientos para modificar los recuerdos son posibles, y si una parte sustancial de la población encuentra atractiva la idea de fabricar recuerdos falsos, tal vez necesitemos preguntarnos qué tipo de relación nos gustaría tener con nuestros recuerdos.

Incluso si nunca llega el día en que su médico de cabecera pueda recetarle un curso de falsos recuerdos, reflexionar sobre este campo minado, desde el punto de vista ético, puede recordarnos que los recuerdos son unos de nuestros bienes más valiosos.Y puede que los falsos recuerdos no lo sean tanto.

 

 

 

Él, ella y el fantasma soy yo

9 diciembre, 2016 Leave a reply

fantasma

 

–¡Necesito que le digas a Elena que no ando contigo!

El cerebro de Magda reaccionó cómo pudo: qué, cómo, dónde, quién, cuándo, ¿que qué?

–Habla Ernesto, ¡necesito que le digas!, te la paso…

Magda seguía sin saber quién carajos estaba del otro lado del teléfono. Pensó en colgar, pero tal disparate no podía quedarse sin su respectiva mentada: ¿Quién habla?

–Soy Ernesto, fuimos novios ¿te acuerdas?

Magda recordó. Hacía más de 20 años que fueron un intento de novios. Ella tenía 17 años. Él era mayor, estudiaba la universidad, embarazó a su vecina, Elena, se casó con ella y ¡fueron muy felices!

Magda, por supuesto, quedó fuera de esa historia.

Dos meses antes de la abrupta llamada telefónica, murió el padre de Magda y Ernesto la rastreó para darle el pésame.

El pésame incluyó una solicitud de perdón por haberla dejado hace 20 años, por haberle arruinado la vida, por no haberla valorado… Le soltó un monólogo virtual de telenovela de Thalía. Y ella, que nunca fue adepta a la televisión le respondió “todo olvidado” con la sinceridad que te dan los 40 años cuando efectivamente ya lo olvidaste todo, cuando no tienes tiempo, ni ganas, ni energía para explicar el olvido.

El “todo olvidado” resultó al revés. A él se le hizo costumbre mandarle mensajes deseándole buen día y hasta ofreció invitarla a comer. Ella aceptó, pero él nunca llegó al restaurante.

De alguna manera, de todas las maneras en que las esposas se convierten en policías, Elena leyó los mensajes telefónicos, que aunque nunca tuvieron respuesta, la pusieron de frente ante un pelotón de suspiros.

Ese pelotón fue certero y las heridas la hicieron confesar. Parecía una niña que hurtó un dulce y no lo comió por temor a que la delatara el aliento.

Parecía haber perdido 20 años, como si en ese tiempo apenas hubiera despertado unos cuantos días junto a su marido, como si los dos hijos que tuvo fueran hologramas, es como si en su mesa a la hora de la comida estuviera un fantasma sirviendo agua de limón sin azúcar, es como si al mirarse al espejo estuviera alguien detrás de ella susurrando “esta vida no te pertenece”.

Así lo escuchó Magda, que ahora se reprocha cómo es posible que apenas un año le duró el llanto por la boda en la que ella no fue la novia; y que la que sí se vistió de novia ha pasado 20 temiendo su regreso.

Un regreso que por supuesto nunca llegará. Así se los hizo saber amablemente por teléfono.

–No se preocupen, los fantasmas no asesinan.

Madres trabajadoras, un buen ejemplo

24 noviembre, 2016 Leave a reply

Woman with six arms holding an apple, baby, book, cellphone, computer and heart

Para la mayoría de las madres que trabajan es un eterno pesar dejar a sus hijos en la guardería, con los abuelos y hasta con el padre.

Por más que trates de concentrarte en el trabajo no dejas de pensar que algo malo puede pasarle a tu hijo y no estarás ahí para evitarlo.

A esto se suma que cada día se difunden más noticias sobre malos tratos en las guarderías e incluso muertes de infantes por omisión de los cuidadores.

Cada mañana tenemos que enfrentarnos a estrujamientos en el corazón y a sacar el pañuelo para limpiar las lágrimas cuando los “aventamos” en la guardería; y es que por más que sepamos que elegimos es la mejor, no dejamos de dudar que así haya sido.

Pues bien, no todo es pesar y abandono: trabajar es un buen ejemplo.

La empresa demoscópica Gabinete de Comunicación Estratégica realizó un estudio al que denominó “Nuevos amos y amas de casa”, y hay un dato revelador sobre la percepción social sobre las madres trabajadoras.

El 76% de la gente considera que la educación de los hijos sí se ve afectada cuando la madre trabaja fuera de casa.

La buena noticia, es que buena parte consideran es para bien.

La pregunta fue:

¿De qué manera cree usted que influye en la educación de los hijos que su madre trabaje?

Estas fueron las respuestas:

20.7% Es un buen ejemplo (les enseña que deben de trabajar, valores)

19.9% Los descuidan/no les dan la atención necesaria

12.4% Se vuelven más responsables

10.2% Pasan menos tiempo juntos

 

Si quieres conocer más datos sobre el estudio, visita: http://gabinete.mx/index.php/component/k2/item/589-nuevos-amos-y-amas-de-casa-2016

Lo vulgar: un gusto, una provocación, un error

24 noviembre, 2016 Leave a reply

barbican

El mal gusto, lo vulgar, suele ser veleidoso y puede enfrentar a cualquiera igual que cuando se discute qué es bello y qué no.

Sobre el tema, el centro Barbican de Londres ha montado The Vulgar: Fashion Redefined, la primera exposición en explorar un territorio intrínsecamente desafiante, pero absolutamente atractivo de mal gusto en la moda, desde el renacimiento hasta el diseño contemporáneo. Examinando la noción en constante evolución de la vulgaridad en la moda mientras se disfruta de sus excesos, el montaje invita a pensar de nuevo qué es exactamente lo que hace algo vulgar y por qué es un término tan sensible y controvertido.

La muestra reúne más de 120 objetos impresionantes, desde trajes históricos hasta alta costura y prendas de vestir, con aportes de destacados diseñadores contemporáneos como Walter van Beirendonck, Chloé, Christian Dior, Pam Hogg Charles James, Christian Lacroix, Lanvin, Moschino, Miuccia Prada, Agent Provocateur, Elsa Schiaparelli, Philip Treacy, UNDERCOVER, Viktor y Rolf, Louis Vuitton y Vivienne Westwood.

Se incluye un vestido diseñado por Hussein Chalayan recubierto de uñas postizas, un sombrero con forma de emoticono del famoso sombrerero Philip Treacy, la polémica campaña de publicidad de Gucci con el pubis de la modelo rasurado en forma de G, un top de Gareth Pugh realizado con monedas de un penique, un vestido con estampado de envoltorio de caramelos de Jeremy Scott para Moschino, el bañador topless de Rudi Gernreich que se convirtió en símbolo de la revolución sexual de los sesenta o la cesta de supermercado de Karl Lagerfeld para Chanel. Cada una de ellas se enmarca en alguna de las 11 categorías en las que se divide la visita, y que bucean en distintos conceptos (como el exceso, la ostentación, la copia, el exhibicionismo, lo barroco o lo popular) que en algún momento han sido considerados vulgares.

Para los curadores de la muestra, Judith Clark (profesora de Moda y Museología en el London College of Fashion y autora de más de 40 exposiciones) y su marido, el escritor y psicoanalista Adam Phillips, el punto de partida fue definir los distintos significados de la palabra vulgar evitando el más obvio y peyorativo. “Siempre tuve ciertos recelos acerca de cómo usaba la gente la palabra vulgar, con tanta convicción, tanto esnobismo. Palabras así no están hechas para que te hagas preguntas, solo para desestimar algo. Queríamos pensar sobre el término en su sentido más amplio”, explicó la curadora en una entrevista con El País.

No es habitual que un psicoanalista participe en la curaduría de una exposición de moda, pero Clark considera que ese hecho fue clave para determinar el enfoque “porque el uso de la palabra vulgar está totalmente relacionado con la educación, las ansiedades y los temores de pertenencia de cada uno”. Lo que viene a decir es que el gusto es un concepto en constante cambio y que la vulgaridad es cuestión de perspectiva; al igual que la belleza, está en los ojos del que mira. “Para un cierto grupo de personas Kim Kardashian tiene el peor gusto posible, pero para otros es un icono de belleza y una maravilla”, coincide el sombrerero Stephen Jones. Y añade: “Como decía Diana Vreeland, ‘no estoy en contra del mal gusto, estoy en contra de la ausencia de gusto”.

Más fotos de la exposición en el sitio oficial de Barbican http://www.barbican.org.uk/artgallery/event-detail.asp?ID=18736

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, ¿qué pasa en México?

24 noviembre, 2016 Leave a reply

VIOLECIA CONTRA LAS MUJERES

Este 25 de noviembre es el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en México se presenta un fenómeno preocupante, aumentan los feminicidios, pero las denuncias por violencia disminuyen.

En lo que va del sexenio, el número de mujeres mexicanas que acuden a los centros de ayuda o a los refugios para salvar su vida se duplica cada año, reporta SEM México.

En contraste, los delitos contra las mujeres que llegan a los tribunales, así como las denuncias, disminuyen.

En un reportaje elaborado por Gabriela Ramírez y Alicia Mendoza del Servicio de Noticias de la Mujer de Latinoamérica y El Caribe, se da cuenta que en el año 2012, los refugios que reciben a las mujeres que deciden salir de sus hogares para salvar su vida y la de sus hijos e hijas, atendieron a dos mil 118 mujeres; un año después, la cifra casi se duplicó, se atendieron a tres mil 778.

Para el 2014, el gobierno federal -que recaba la información de todo el país, a través de la Secretaría de Salud-, modificó el indicador e incluyó no solo a las mujeres que acuden a los refugios sino a las personas que acuden a los centros de ayuda para prevenir la violencia, y la cifra llegó a 46 mil 837.

Al comparar el dato del 2014 con el 2016, de acuerdo con el anexo del Cuarto Informe de Gobierno, la cifra revela un incremento significativo al pasar a 190 mil 467 mujeres atendidas hasta el primer semestre del año.

Lo anterior significa que todos los días, en los últimos 18 meses, 266 mujeres acudieron a un refugio o un centro de atención porque viven una situación de violencia en sus hogares.

A esta cifra hay que agregar, el dato de los feminicidios en México, los asesinatos por cuestiones de género en contra de las mujeres, que de acuerdo con la especialista Patricia Olamendi, son siete al día, la mitad de los que se registran en toda América Latina.

“De 12 feminicidios que se comenten día a día en América Latina, México aporta más de la mitad, y ese es un dato en verdad aterrador”, expresó Olamendi, ex Subsecretaria de Relaciones Exteriores.

En contraste, las mismas cifras del cuarto informe de Gobierno sobre el número de denuncias presentadas por las mujeres víctimas de la violencia disminuyen cada año.

En el 2012, el número de delitos en contra de las mujeres por cuestiones de género, que llegaron a los tribunales de justicia estatales fueron 14 mil 150; en el 2015, la cifra cayó casi a la mitad, 8 mil 107.

Lo mismo sucedió con las denuncias que las mujeres presentaron por delitos relacionados a la violencia de género, en el 2012, se registraron 36 mil 133 denuncias, para el 2015, disminuyeron a 28 mil 574, y hasta el primer semestre del año eran 15 mil 557.

La abogada feminista, Andrea Medina, explicó que el desbalance que existe entre el número de mujeres que acuden a pedir ayuda porque viven situaciones de violencia o han sido víctimas de un delito de género, relacionado con su condición de ser mujer, y el número de denuncias e incluso los casos que llegan a los tribunales, no es un asunto relacionado con los ordenamientos jurídicos, pues México tiene una de las legislaciones más avanzadas.

“Hemos creado de las mejores legislaciones que hay sobre violencia contra las mujeres; tenemos de las mejores leyes federales y estatales; se crearon los reglamentos, se creó el sistema, hay presupuesto, es decir, esa parte es muy impresionante”, señaló Medina.

El problema, explicó, son las personas que aplican las leyes y los que reciben las denuncias.

“Prácticamente todo el personal que está aplicando esta normatividad no ha sido formado para entender qué es la discriminación y menos para entender qué es la violencia contra las mujeres en los términos de los derechos humanos.

“Todo lo contrario, el personal que está operando estás leyes, desde su formación universitaria ha normalizado la violencia contra las mujeres y tienen un vacío formal, aunque tengan información sobre que la discriminación es errónea”, expresó.

Un problema adicional, dijo, es la falta de confianza por parte de las mujeres de que la denuncia prospere.

“Unas personas no denuncian porque piensan que no va a servir para nada, y otras llegan como si fueran las mejores instituciones, y lo cierto es que existen carencias porque no están formados, tienen resistencias.

“Incluso aunque estén bien formados los operadores de las leyes, las personas no entienden son procesos y creen que sólo con presentar la denuncia todo se sigue en automático cuando es un proceso largo: tienes que salir a audiencias, tienes que estar pensando, tienes que estar atenta, lleva tiempo, y también implica un desgaste en las emocional”, explicó.

Para la directora de la Red Nacional de Refugios, Wendy Figueroa, el combate de la violencia contra las mujeres se topa de frente con el acceso a la justicia para las mujeres.

“La violencia de género es justificada por una cultura de impunidad que permite que el problema se perpetúe”, expresó.

Pilar Sánchez, directora de Espacio Mujeres para una Vida Digna, aseguró, por su parte, que la aplicación del marco jurídico no es la praxis en la actualidad por el desconocimiento y falta de interés de quienes deben hacer efectivas las leyes.

“Es muy difícil probar las violencias contra las mujeres, es cuesta arriba. Hoy si no tienes moretones o si no tienes huesos rotos, no te creen que has sido víctima de violencia, cuando existen tantos tipos de violencias como la económica o la emocional.

“Y por otro lado, cuando van y denuncian las mujeres, entonces las autoridades intentan disuadir o conciliar, es decir, sale el machismo mediador”, expresó.

El Ítamo, novela de migraciones dolorosas, milagrosas… amorosas

9 noviembre, 2016 Leave a reply

itamo

 

Desperté: Tus piernas de abanico. Las mías mecían tu colora, mis yemas parecían pintarte de gardenias, iba de tus pies a tu pecho, luego volvía al rondín hasta detenerme en tu ser, ahí palpé tu castidad, la mía. Mi lengua se posó en tu ombligo, en tu vientre, en tu pecho agitado, respirabas profundo y venía la calma, tus ojos cerraban párpados y los abrían, yo te contemplaba; me pediste un abrazo, te di abrigo; me pediste un beso, te di un ramo; me pediste cariño, y yo para ti sólo tenía amor, podías pedirme lo que quisieras, me lo habías dado todo. Tu cuerpo, tu divina desnudez, espero haber estado a la altura de tu gracia, jamás he vuelto a mirar pupilas tan brillosas, tan sumergidas al mar, a las olas.

-¡Quédate conmigo esta noche!

Esto es parte de la novela El Ítamo de Iván Uriel Atanasio Medellín, publicada por la Universidad Veracruzana.

¡Muy recomendable!

Puedes adquirir este libro en:

Librerías El Péndulo y Liverpool  vía on line.

En Puebla, en la librería Etcétera, 2 Oriente 809.

 

 

¡Cuida tus manos, es parte de tu imagen!

31 octubre, 2016 Leave a reply

14872516_10207837441389676_1571424918_n

Unas manos cuidadas pueden decir mucho de ti, las manos son tan importantes como otros cuidados personales, siempre están en acción y pueden decir más que mil palabras. Es por eso que hoy te comparto algunos tips para que los pongas en práctica y luzcas unas manos muy cuidadas.

¡Toma nota!

  1. Hidrátalas: Unas manos necesitan hidratarse constantemente, aplica crema varias veces en el día, con la finalidad de mantenerlas suaves, frescas e hidratadas. Procura traer una crema pequeña en tu bolsillo.
  2. Sécate las manos: Siempre que te laves las manos procura secarlas muy bien para evitar dañar tus uñas con la humedad.
  3. Manicura: Realiza manicura de forma regular para que tus uñas y manos tengan un buen aspecto.
  4. Exfoliación: Usa un gel o una crema exfoliante, te ayudará a eliminar las células muertas que tu piel no necesita.

Son 4 pasos muy sencillos de realizar para que luzcas tus manos cuidadas, recuerda que en los detalles está la diferencia.

Dr. Vagón: Salud sobre rieles

24 octubre, 2016 Leave a reply

Muchos caminan durante la madrugada para recibir su llegada. Esperan con ansia su turno para poder atenderse. Read this post

Yogur de arroz, alternativa para intolerantes a lactosa

20 octubre, 2016 Leave a reply

arroz

Se trata de YoRice, un producto probiótico enfocado al sector poblacional intolerante a la lactosa, personas con diabetes, veganos y niños, debido a que es endulzado con miel de agave y no contiene sustancias de origen animal

Read this post

¿Los mexicanos perdonan más la infidelidad?

20 octubre, 2016 Leave a reply

20-infi

 

Los mexicanos se precian de ser muy machos y las mujeres de mandonas, pero a la hora de sufrir un engaño ¿cómo responden a la infidelidad?

El Gabinete de Comunicación Estratégica hizo un estudio al respecto y esto fue lo que encontró:

63.7% de los 600 encuestados afirmaron que les han sido infieles; pero sólo el 25% reconoce que sí han sido infieles.

¿Cuál fue la reacción al saber de la infidelidad?

32.2% coraje

25.3% divorcio inmediato

3.7% no sintió nada

Sobre el perdón al infiel, esto dijeron:

59% no perdonó

37% siguió amando al infiel

 

Page 2 of 25«12345»1020...Last »

Sorry, you can not to browse this website.

Because you are using an outdated version of MS Internet Explorer. For a better experience using websites, please upgrade to a modern web browser.

Mozilla Firefox Microsoft Internet Explorer Apple Safari Google Chrome