Semillero de misóginos

23 noviembre, 2017 Leave a reply

mujeres

NEOSOLTERA

La campaña mundial 16 Días de activismo contra la violencia de género, desde el 25 de noviembre hasta el 10 de diciembre, ha movilizado a miles de personas mediante el hashtag #MeToo (#YoTambién) y otras campañas, denunciando la magnitud del acoso sexual y de otras formas de violencia que las mujeres sufren todos los días en todas partes del mundo.

La necesidad de apoyar a las personas en situación de mayor vulnerabilidad es una de las prioridades que incluye el tema de este año, “Que nadie se quede atrás: Pongamos fin a la violencia contra las mujeres y niñas”, del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer (25 de noviembre).

Todos coinciden: Romper el silencio es el primer paso para transformar la cultura de la violencia de género.

Pero quizá existe un matiz y es la educación de los niños.

¿Cómo pedirle a un joven o adulto que no violente a las mujeres si desde muy pequeño le es permitido que las llame babosas, las golpee y hurte sus cosas sin que exista siquiera una mirada inquisitiva de sus padres?

Niños agrediendo a niñas en el nivel preescolar es un asunto cotidiano, agravado porque esta generación de padres (como ninguna otra) se abstiene de poner límites a sus vástagos.

El desparpajo con el que agreden llega al extremo de realizar agresiones a las niñas incluso frente a la presencia de los padres, que lejos de corregir, algunos se quedan impávidos sin saber qué hacer y otros lo celebran para sus adentros con un gesto de “ese es mi cachorro que está aprendiendo a mandar”.

Algunos padres llegan a presumir que sus hijos se golpean y se aguantan porque son muy hombres, y luego se indignan cuando se les inquiere: ¿acaso se llaman Caín y Abel?

También hay actitudes permisivas en la escuela: ¿por qué sigue matriculado un niño que ya mordió, golpeó e insultó a cuanta niña y maestra se le puso enfrente?

Y otra cara del prisma: las madres de los niños agresores. Están algunas en total desacuerdo con las acciones violentas de sus hijos pero no los pueden corregir porque los padres “se enojan”; las que pretenden corregir la violencia con violencia; las que están más ocupadas por cuidar a sus maridos que a sus hijos; y algunas más que tienen todo el deseo de cambiar pero no encuentran una red de apoyo para lograrlo.

¿Quieren conocer a un misógino en ciernes?

En una fiesta escolar, un niño golpeador se acercó a un grupo de madres y les soltó:

-“Ustedes son babosas”.

-¿Por qué?

-Porque son mujeres.

-¿Quién te dijo eso?

-Mi papá.

 

 

Mi amado guerrero (Don Tele V.N.)

21 octubre, 2017 Leave a reply

 

gro

DE CHICA QUERÍA SER ESCRITORA

Por Hilda Vergara

Te siento respirar suavemente,

Siento alejarte lentamente ,

Te siento caer como valiente

Mas no como vencido…

 

Ya no escucho tu voz

Mi amado padre,

Diciéndome qué hago bien

Y qué hago mal…

 

Y aquí, sentada a tú lado

Tomo tu mano ahora suave,

Y hago remembranzas

de todo lo vivido y los recuerdos

Golpean mi alma y mi mente

Haciendo eco, tan sólo tus suspiros, que emanan de tu cuerpo quieto,

Inerte y a veces frío

que es mudo testigo

Del desfilar de afectos

Que vienen a despedirte con dolor y cariño

 

Y aquí estás mi guerrero incansable,

Tibio, pero vacío,

Tú, ya te has ido..

¿En qué momento partiste?

 

Acaso es tu energía

La que en nuestro ambiente camina

¿Desde aquel día?

 

Te siento y te veo,

Más no como realmente luces…

Te veo erguido y apuesto

Cómo siempre, siendo mi guía…

 

Qué más nos queda!!

Mi alma llora en silencio

Cómo plegarias enardecidas

Hechas por devotos que gritan con fervor…

 

Qué dolor tan indescriptible

Qué dolor tan grande por tu ausencia…

 

Sé que aún estás, pero no estás,

tu batalla aún no termina mi viejito,

Te extraño desde agosto..

Te amo desde siempre…

 

18 octubre 2017

Me gusta vivir en ti

12 septiembre, 2017 Leave a reply

vivir

DE CHICA QUERÍA SER ESCRITORA. Por: Hilda Vergara

Me gusta escuchar de ti, no las palabras…

Me gusta escuchar de ti las miradas, tus  gestos, tus abrazos,  tus suspiros.

Me gusta escuchar el alma de la gente..

Me gusta escucharte a ti,

me gusta sentirte a ti…

me gusta saber de ti…

Me gusta llenarme de ti…

Me gusta palpitar de ti y en ti…

Me gusta vivir en ti!

 

Me gusta saber que escuchas mis palabras,

qué escuchas mi mirada,

qué escuchas mis suspiros…

 

ME GUSTA VIVIR EN TI!!!

 

 

 

Marzo 2017

Derechos Reserv@dos

Hilda Vergara Hernández

Pudimos haber sido

20 octubre, 2016 Leave a reply

pudimos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DE CHICA QUERÍA SER ESCRITORA Por: Hilda Vergara Hernández

Pude haber sido tu vida,

tu princesa, tu morena, tu niña amada..

Pude, pero no lo soy, no quisimos…

 

Hoy, soy solo un espejismo

Al que crees tocar, amar y hasta escuchar

Puedes sentirme, aún desde el otro lado del espejo…

Tan lejos, tan cerca  y sentirme…

 

Soy  tu realidad inconsciente

y jugamos al amor a destiempo.

En el que siento amarte y sientes amarme.

Sin que exista la certeza de hacerlo…

 

Somos como el deseo reprimido…

Como esa pasión perdida en el paso del tiempo…

 

Soy tu pasado extraviado,

en este presente prohibido

de  futuro incierto que se engaña,que se alaba;

cuya realidad se pierde en la imaginación…

entre marañas, humos y tornados de ilusión y mientos tan reales.

 

Somos dos entes perdidos en el tiempo tratando de ganar espacio…

espacio que ya tenemos compartidos….

Reales o imaginarios, pero finalmente espacios ocupados ….

 

Vagamos como peregrinos sin anclaje.

Sin tener más que el “pudimos haber sido” sabiendo que alguna vez fuimos…

 

Eso somos amor…

Eso somos..

espejismos, conciencia e inconsciencia,

somos tiempos y entes perdidos…

Somos :

“el pudimos haber sido”…

 

 

Derechos Reserv@dos 2016

Hilda Vergara Hernandez

 

Los 21 que me cambiaron la vida

22 agosto, 2016 Leave a reply

correr

NEOCASADA

Por: Alma Campos

No hablo de los 21 años, esos los pasé hace demasiados años ya, habló de los 21 kilómetros que corrí por primera vez en mi vida hace casi 1 mes, y vaya que me cambiaron la vida. Si algún corredor experimentado lee esto, seguro le parecerá exagerada mi afirmación, o tal vez le parezca acertada, quien sabe, lo que sí sé, es que mi vida cambió ese día.

Intenté mucho tiempo involucrarme en algún deporte, pero como que nunca encontré algo que en verdad me convenciera, además que tenía que adaptarme a horarios de entrenamiento, o costos de equipo, y eso era aún más difícil que las ganas en sí de hacerlo, pues como que nunca me salió. En la universidad soñaba con estar en Atletismo, pero los entrenamientos a las 6am eran imposibles para mí, considerando que me iba con mi hermano a la escuela, y jamás lo convencí de llegar a esa hora. Y así me pasó también con el tenis, remo, etc. Pues total que me di cuenta que para correr no necesitaba demasiado, podía hacerlo en el gimnasio, a la hora que quisiera y bueno, pues empecé a correr. Nada formal, solo de pasatiempo y si de paso me servía para mantener el peso a raya, que mejor.

Hace un año mi querida amistad me inscribió a la 1er carrera que corría en mi vida, y llegué ese domingo a las 7am muy tranquila de que correría 5k seguro sin problema, y en ese momento ella amablemente me corrigió diciéndome que la carrera era de 10k y no de 5…. pensé en correr, pero de ahí! jamás había corrido esa distancia de un jalón! pues la corrí! lloré al terminar y ver a mi familia, por la emoción, adrenalina, endorfinas, que se yo pero lloré! entendí ese día que en verdad no sabes de lo que eres capaz hasta que haces algo nuevo.

Así seguí un año, corriendo todas las carreras a las que podía inscribirme con mi amistad, corriendo diario en el gimnasio o en la calle cuidándome de los camiones y perros callejeros, hasta que un lunes la emoción me ganó y me inscribí al medio maratón de la Ciudad de México. “Entrené” con toda la gracia que hacen las comillas al utilizarlas y ni si quiera sé si en verdad puedo llamarlo entrenamiento. 2 meses antes me operaron y pensé que tendría que vender mi número de la carrera, pero la vocecita en mi cabeza, que en mi caso esta hecha solamente de necedad y terquedad, me decía que no lo vendiera, que si podría hacerlo, y así llegué al domingo 31 de Julio, a medio entrenar, a medio convencer, y muerta de susto completita.

Me llevó solo Uli, y fue testigo de cómo los nervios me traicionaron y me hicieron llorar antes de bajar del coche. Me temblaban las piernas, me sudaban las manos, y no podía creer que en serio estaba ahí. Para ese entonces lo máximo que había corrido de un jalón eran 16k, así es que mi lógica me decía que solo eran 5 más de los que ya había corrido, de los que ya sabía cómo eran, y así, convenciéndome a mí misma de que si podía hacerlo, lo hice. Mi nivel de concentración era tal, que no creo poder describir el recorrido, en verdad me dedicaba a no pensar en la distancia que era, en no detenerme ni un segundo, en que 16 ya me los sabía y los 5 adicionales ya no eran nada.

Acabé. No me desmaye al cruzar la meta porque me daba vergüenza quedar tirada frente a puro desconocido, sentía que se me doblaban las piernas, y al ver a Uli, lo abracé y de nuevo lloré. Había vencido a mi propia mente, a toda lógica que decía que si no entrenas, cómo diablos corres medio maratón! vencí mi miedo de no saber si se puede o no, que ese siempre ha sido uno de mis principales temores, a no poder hacer algo que me proponga. Ese día lo logré. Aún hoy no me la creo, ni tampoco estoy segura de volver a hacerlo, “no digas nunca” me dijo mi concuña que es corredora, pero en verdad no sé si volveré a tomar esa distancia.

Amo correr, amo que puedo hacerlo sola, sin equipo, sin gimnasios caros, sin horarios fijos, con los puros pensamientos de mi mente y las ganas de querer hacerlo. Amo la soledad de correr 5 o 21k, rodeada de miles de personas, pero tan sola como solo corriendo disfruto sentirme. Ese día de los 21 entendí que los límites los pones tú, las barreras, las excusas, los obstáculos. Yo decidí eliminar todo eso, de mi vida, y de mis ganas de correr.

 

 

 

Causal de divorcio: sevicia, amenazas o injurias graves

1 agosto, 2016 Leave a reply

HABLEMOS DERECHO

Por: Yasser Alejandro del Castillo García, consultor jurídico.

maltrato

Revisemos otra causal de divorcio que se puede actualizar por tres situaciones distintas pero que pueden estar ligadas, la sevicia, las amenazas o las injurias graves de un cónyuge para otro. Lo primero que le llamará la atención, como a mí en algún momento, es qué contexto y significado tiene cada uno de esos conceptos. Vayamos primero por sus conceptualizaciones.

¿Qué es la sevicia? Es el trato cruel o la crueldad excesiva que una persona da a otra. ¿Qué es la amenaza? Dar a entender con actos o palabras que se quiere hacer algún mal a alguien. ¿Qué son las injurias? Esta palabra tiene dos significados, uno que es el agravio, ultraje de obra o de palabra, y otro que es muy específico del derecho que se utiliza para denominar a un delito que consiste en la imputación a alguien de un hecho o cualidad en menoscabo de su fama o estimación, que en México se le conoce como “difamación”. No utilizaremos en esta ocasión la imputación de un delito de un cónyuge a otro porque esto por sí mismo es una causal de divorcio, la cual analizaremos en otra entrega.

Pensemos en un matrimonio en donde la mujer es sumisa y el hombre es un patán, y ante la menor provocación le grita a su esposa, le hace que duerma en el suelo, aunque tiene un buen salario le da cantidades insuficientes de dinero para los gastos del hogar, por cualquier motivo.

Me acuerdo que Héctor Suárez hacía un sketch con Amaranta Ruiz (Rigoberta) donde personificaban un matrimonio “Rigoberta y Leodegario Buenaventura”, utilizaban como fondo musical la canción “sin ti” del trio “los panchos” y el esposo se la pasaba insultando, ignorando, humillando, dándole malos tratos frente a otras personas; y se decían “gorgojo rancio”, “desgraciada”, “peneque”, “idiota”, “alacrán”, “cacatúa desmañanada”, “infeliz tapón de sidra”, entre otros insultos.

Como verá la sevicia, las injurias y los malos tratos pueden existir juntos o separados. De hecho, y por increíble que le parezca entre los estudiosos del derecho y las interpretaciones jurisprudenciales existe un debate, un poco sin sentido para mí opinión, de que si para que se actualice se requiere un mal trato continuo, aun cuando no sea grave, pero que por su permanencia, continuidad o repetición, llega a hacer imposible la vida conyugal; o si puede haber sevicia a pesar de que el mal trato no sea continuo.

Ahora, si lo vemos por separado, para que alguien funde la causal de divorcio basado en la sevicia, así solita, deberá probar que los malos tratos de palabra o de obra que la constituyen, den como resultado que se rompa definitivamente la armonía entre los cónyuges, aunque no sean continuos. Tratándose de las injurias, se sigue el mismo criterio, pero será el juez quien califique si esos insultos son tan graves que hacen imposible la vida en común.

Y aquí está el mayor de los problemas, porque es el juez quien calificará si todos los hechos que se le exponen en la demanda, y en la contestación en su caso, en verdad son tan graves que ya hacen la vida en común imposible. Yo creo que es un problema porque el juez, aunque se le lleven las pruebas directas o indirectas de estas situaciones, a su criterio las podrá valorar y decidir si esos malos tratos hacen o no la vida imposible. Y es que es muy difícil llevar prueba directa de estas situaciones. Veamos lo siguiente:

Para que prospere la acción de divorcio con base en alguna de esos actos, quien promueve el juicio debe precisar detalladamente las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que hayan ocurrido los hechos, pero de acuerdo con la jurisprudencia esto no implica que en la demanda deba especificarse cuál de ellas se actualizó en el caso porque corresponde exclusivamente al Juez del conocimiento examinar y decidir si los hechos narrados reflejan una o varias de las conductas que constituyen las causales mencionadas.

Ahora, y basándome nuevamente en las intepretaciones jurisprudenciales, no es posible exigir prueba directa de las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que ocurrieron los hechos que dan lugar a las injurias y sevicias entre los cónyuges dada precisamente la dificultad de que se desarrolle ante testigos; de ahí que no debe imperar el formalismo rigorista que respecto de la idoneidad de los medios de convicción, se exige en general para la materia civil porque en general las legislaciones procesales civiles señalan que para conocer la verdad el juzgador puede valerse de cualquier persona, cosa o documento, con la única limitación de que las pruebas no estén prohibidas por la ley, ni sean contrarias a la moral.

Pero insisto en la idea, el juez apreciará estas pruebas y solo él calificará si los malos tratos dan Si desea que le platique sobre algún tema, o necesita una consulta jurídica en temas familiares, civiles, o mercantiles, recuerde que estoy a sus órdenes y permanezco en comunicación a través de redes sociales y correo electrónico, que son:

• Correo electrónico: yasseralejandrodelcastillo@hotmail.com

• Facebook: https://www.facebook.com/yasseralejandrodelcastillo

• Twitter: @YasserAlejandr1

• WhatsApp: 2223259978

Les envío mis atentos saludos.

UNA NOCHE EN LA FE

1 agosto, 2016 1 Comment

De chica quería ser escritora

Hilda Vergara Hernández

IMG-20160608-WA0022

 

Y aquí estoy!

A través de una ligera cortina de lluvia que oculta los millares de estrellas,

Acomodada en la hamaca que la Luna me presta ,

en medio de este bochorno tropical,

dejo que morfeo y las musas de la poesía,

hagan de mí, lo que quieran…

Los he abandonado tanto,

Que hoy, reclaman desesperados mi ausencia

por esos sus laberintos de incongruencia, sabiduría y locura verdadera…

Me siento privilegiada al estar entre la exuberante y sublime belleza de La Fe.

Sentada aquí, en esta cabaña de bambú… muy “sui géneris”

Y entre el silencio ruidoso de esta noche tropical… disfruto.

La caída constante de la lluvia ayudan al filtreo de enamormiento inherente e

inevitable, entre la noche y yo…

La suave brisa que de repente empuja el viento,

toca mi rostro con sus manos frias,

y me acarician suavemente

Refrescando mis sentidos

sumándose a semejante encanto…

Respiro el delicioso macerado de olores únicos,

huele a ti, huele a mi, huele a todo.

huele a hierbas silvestres, que rodean la cabaña y trató de identificarlos….

Percibo ese olor que mi olfato conoce demasiado…

Ese delicioso olor a hojarascas humedas revueltas con ese característico olor a tierra, a

bosque, a libertad.

Ese olor que se impregna en la piel

Y sólo a través de la transpiración se libera

Emanando las pasiones y delirios

de deseos reprimidos y guardados…

Y también es la hierba mojada… los árboles de cedro, los cocoites, los limones o esa

fusión perfecta y pura de los aromas propios de la naturaleza …

Todo esto, acompañado de un concierto sinigual

que el mágico entorno me regala.

En la laguna, no lejos de la cabaña,

el croar ensordecedor de los sapos y ranas,

felices cantando y bailando al festejar a la lluvia…

Las chicharras, locas en su incesante concierto de percusión…

el ensordecedor sonido que los machos producen para enamorar a sus hembras

resultando una serenata intensa y arrulladora…

Entre la lluvia, se deja ver una que otra luciérnaga atrevida y fugaz …

Me encanta la bioluminicencia con la que viven su mundo…

Escucho de repente algunos cantos de aves

o el aleteo de voladores nocturnos,

Buscando alimento, huyendo o refugiándose de la suave lluvia….

Cuán insignificante resultamos en la suma de aportación a la vida…

Me incomoda y me apena…

He tratado de abrir al máximo mis sentidos para poder definir e identificar cada

elemento…

Aprovechar de manera Suprema mi estadía en este oasis de paz para lograr mi

comunión …

llenarme de ese néctar natural que me regala la vida…

Hacia tanto tiempo que no tenía ésta sensación de libertad y contacto,

que me siento embriagada, extasiada y a merced del tiempo y del espacio…

La luna me mece…

La naturaleza me arrulla…

Siento la sublime presencia del Omnipotente en cada una de sus expresiones…

Estoy plenamente agradecida…

Morfeo empieza a hacer de las suyas….

Pero, no me enoja, él tan sólo cumple con su deber….

No cabe duda,

no erraron al nombrar La Fe a este bello lugar….

Siempre habrá Fe a la vida

Siempre habrá Fe al cohabitar este mundo…

Siempre habrá Fe para ser feliz…

Gracias por compartir…

Buena noche vida…

Buena noche FE.

IMG-20160527-WA0014

Derechos Reserv@dos 2016

Hilda Vergara Hernández

Recordándote

5 julio, 2016 Leave a reply

Labios y miradas.

 

DE CHICA QUERÍA SER ESCRITORA

Por: Hilda Vergara

Read this post

Se fueron sin pedirlo

30 junio, 2016 Leave a reply

30 neo

NEOCASADA Por: Alma Campos

Alguna vez conté aquí que mis hijos básicamente dormían en mi cama todos los santos días de la semana, acto del que por supuesto me quejaba amargamente, pues ya con 6 y 4 años en su haber, ocupaban ahora más espacio del que ocupaban antes, por lo que rodillas enterradas en la espalda, manotazos en la cara, jalones de cabello, y posiciones dignas de acróbata de circo, ya eran menos tolerables y simpáticas que antes.  No había mañana que no nos quejáramos Uli y yo de la mala noche “dormida”, al tiempo que maquinábamos tremendo plan para AHORA SÍ hacerlos dormir en su cuarto toda la noche. Esto nunca pasó, no pusimos jamás en práctica plan alguno, lo que sí pasó es que mis hijos se fueron solitos a su cuarto, y no dijeron ¡ni agua va!

Un día mi hijo mayor fue quien declaró que esa noche dormirían los dos en su cuarto (mi hija menor aun baila al son que canta su hermano, así es que ella solo movía la cabeza aprobando lo que el hermano ya había dicho). Uli y yo con cara muy seria por supuesto que dijimos que nos parecía muy buena idea, que ya era tiempo, que qué orgullo nos daba, etc., etc., etc., toda la parafernalia que hacen los papás cuando saben que eso que los hijos están diciendo no se cumplirá. Llegó la hora de dormir, los acostamos a cada quien en su cama, beso de buenas noches, abrazo, apapacho, y ahora sí, ¡a dormir!. Nos salimos de su cuarto solo esperando el momento en que empezaran los pasitos escapistas a nuestra recámara.

Nos llegó a nosotros la hora de dormir, segurísimos que no tardaba uno o la otra en pasarse a nuestra cama, hasta nos dormimos ya con el respectivo espacio en medio de los dos para que ahí cupieran los hijos. En la madrugada me levante al baño, pero primero estiré el brazo derecho para ver a cuál de los hijos agarraba primero y ¡oh sorpresa! no estaba ninguno…..  me fui veloz a su cuarto a revisar que estuvieran ahí (¡pues en donde más iban a estar!), y por supuesto comprobé que ahí seguían, dormidos como los habíamos dejado varias horas antes, y con una cara literal de niño sin culpa. Regresé a dormir pensando que seguro en unos minutos más ya se pasaban a mi cama.

Me llegó la hora del despertador, y seguía sin los hijos en mi cama. Suerte de principiantes fue lo que pensé, seguro que mañana o pasado mañana ya regresan a mi cama y todo vuelve a la normalidad. Incluso Uli y yo hablamos ese día más tarde, y el veredicto fue el mismo: suerte de primera noche, verás que hoy sí que se pasan con nosotros. Sigo esperando que pase que se pasen.

¿En qué momento sucedió, que de necesitarnos encarecidamente para dormir, ahora ya lo hacen solos y sin menor problema? Sí los acostamos y leemos cuento antes de dormir y demás, pero ya lo hacen solitos en su cuarto, ya no se pasan a mi cama, ya no me patean, me jalan el cabello, me entierran el codo o la rodilla mientras duermo, y ¿saben qué? lo extraño. Si bien agradezco la oportunidad de poder manosear de nuevo a mi marido sin la aduana de por medio, extraño muchísimo a mis hijos conmigo al dormir. Sus manitas, su olor, su boquita medio abierta, sus ojos cerrados imaginando de seguro las locuras que solo en la mente de un niño se ven como normales, balbuceando de repente, o un reclamo a la miss o uno para mí por no darles galletas de cenar, o al perro porque les robo la comida. A veces ya dormidos voy y los abrazo, o me recuesto un segundo junto a ellos, para sentir de nuevo que dormimos juntos.

Un par de días después mi hijo nos comunicó que como hacían tan bien eso de dormirse solos, merecían un premio, el de dormir viernes y sábado en nuestra cama….. me costó trabajo no gritar el ¡SÍ! de felicidad que se me quedó atorado en la garganta, emocionada de pensar que al menos dos días a la semana, de nuevo iba a dormir fatal, pero con ellos. Si bien el viernes ya contaba con mi máxima aprobación y felicidad desbordada, ahora lo es más, pues es la noche en que de nuevo puedo jugar a que mis hijos son aún bebés, que duermen conmigo porque no saben otra forma para hacerlo, y que sin nosotros por un lado no encuentran sentido a la hora del sueño.

A una le dicen que el tiempo pasa volando, que los hijos crecen rápido, que hay que aprovechar el tiempo en que son bebés, pues el día menos esperado ya te estarán pidiendo permiso para irse de antro…. Ok no es para tanto, aun al menos no en mi caso, pero sí me llegó el tiempo en que ya no duermen conmigo, en el que ya casi no los cargo (por que pesan una barbaridad y porque ya tampoco les emociona tanto el asunto), a mi hijo ya no lo baño pues él “ya puede solo” y mi hija me lo pelea por que su hermano sí y ella no. Si están distraídos les escojo la ropa los fines de semana, pero si me ganan la carrera al closet, ya salen vestidos, y si combina o no, no es asunto mío pues ellos se vistieron solos. Si mi hija necesita ayuda se lo pide al hermano, solo para darme la sorpresa de que lo hizo sola, cuando en realidad me da tristeza que ya no me necesite, al menos no para eso.

Mis hijos crecieron, y eso tampoco se lo avisan a una. Duermo mejor, mucho mejor, pero un poquito apachurrado el corazón de que ya no me apachurran ellos al dormir. Me he aguantado muchísimas noches las ganas de decirles que se duerman conmigo, pero están tan orgullosos de haber logrado ya su independencia nocturna, que no me siento con derecho de quitarles eso. Solo ahora creo que los abrazo un poco más que antes, los veo poco tiempo despiertos y lo aprovecho más. Flash informativo: ¡los hijos SÍ crecen muy rápido, SÍ hay que aprovechar!

Page 1 of 1612345»10...Last »

Sorry, you can not to browse this website.

Because you are using an outdated version of MS Internet Explorer. For a better experience using websites, please upgrade to a modern web browser.

Mozilla Firefox Microsoft Internet Explorer Apple Safari Google Chrome