Cinco inventos que han ayudado a mejorar la vida de las mujeres

inven

 

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, ONU Mujeres da a conocer una lista de inventos que han repercutido positivamente en las vidas de las mujeres y niñas de todo el mundo.

El bidón rodante

2 mil 100 millones de personas en el mundo no tienen acceso a agua entubada en sus hogares. Esta carencia tiene que ser subsanada por las mujeres, son ellas las encargadas de recoger y transportar el agua, situación que las coloca en riesgo de sufrir violencia por los caminos.

Este bidón —un tambor con forma de tonel que rueda sobre el suelo— puede transportar hasta cinco veces más agua que un solo balde. Hasta la fecha, el invento ha cambiado las vidas de medio millón de personas en más de 20 países.

La bicicleta

Símbolo de la “feminidad libre de ataduras”, según las elocuentes palabras de la activista estadounidense por los derechos de las mujeres Susan B. Anthony, la bicicleta permitió que las mujeres circularan libremente por primera vez, cuestionó los estereotipos impuestos respecto de la fuerza física de las mujeres y transformó los códigos de vestimenta. Coincidiendo con la primera ola del feminismo, a mediados de los años ochenta del siglo XIX, un ingeniero inglés inventó la bicicleta moderna, tal como la conocemos hoy, como alternativa al impráctico biciclo de la época, que consistía en una rueda delantera grande y en una rueda trasera mucho más pequeña. Si bien la bicicleta no fue pensada para las mujeres, irónicamente, les brindó autonomía: en la época, gracias a las bicicletas, las mujeres pudieron circular libremente sin tener que depender de acompañantes, carruajes o caballos en algunas regiones del mundo. Por supuesto, esta libertad conferida encontró una reacción: se advirtió que las mujeres que montaban en bicicletas eran “inmorales”, y los médicos llegaron a decir que podrían sufrir un terrible mal denominado “cara de bicicleta”, por el que la apariencia y la piel de las mujeres corrían un riesgo especial.

Internet

De manera similar a lo que sucedió con la aparición de la imprenta, la radio, la televisión y el teléfono, la Internet ha revolucionado la manera en que las mujeres y las niñas viven. Ya sea mediante sitios web, redes sociales, mensajes instantáneos o por correo electrónico, se han abierto nuevas vías para el activismo en línea, la generación de comunidad, las oportunidades laborales y el aprendizaje, la mayor toma de conciencia y el compromiso con los problemas que atentan contra los derechos de las mujeres; asimismo, todo ello permitió que las mujeres emprendieran negocios, iniciaran campañas políticas y mucho más. Gracias a las redes sociales, con los movimientos provocados por #MeToo y #NiUnaMenos,  así como por #TimesUp, entre otros, se han logrado exponer las desigualdades de género y la violencia contra las mujeres como nunca antes, y presionar en el funcionariado del ámbito público y privado para generar cambios.

Toallas sanitarias

Hace más de un siglo se inventaron las toallas sanitarias desechables, cuando las enfermeras francesas trataban de controlar circunstancialmente las hemorragias excesivas de los soldados. Para finales del siglo XIX, comenzó a comercializarse la primera toalla desechable, pero fue tan sólo varias décadas después se convirtió en un artículo más práctico y asequible para las mujeres (si podían pagarlo). Este importante invento mejoró la higiene y la salud de las mujeres, así como su índice de asistencia escolar, sus medios de vida y oportunidades económicas. Sin embargo, aún hoy, pese a algunas iniciativas, las toallas sanitarias siguen siendo inalcanzables para millones de mujeres en situación de pobreza. Muchos países gravan impuestos sobre estos artículos, segmentados incluso como artículos “de lujo”.

Pantalones para mujeres

Las mujeres se enfrentaron a la oposición por llevar pantalones holgados en el siglo XIX y se las arrestaba por llevar esta prenda a principios del siglo XX. Como en muchos casos de la historia, la realidad dicta la moda y la moda empuja los límites: por ejemplo, la Primera y la Segunda Guerra Mundial propiciaron que las mujeres llevaran pantalones al tener que asumir trabajos tradicionalmente masculinos. A medida que el mundo laboral fue cambiando para millones de mujeres, pioneras como la diseñadora francesa Coco Chanel revolucionaron la moda sentando las bases del traje pantalón, una prenda de dos piezas que adoptaron las mujeres que se incorporaban al trabajo y que hoy es un símbolo de poder. Además, para las millones de mujeres en situación de pobreza que trabajan hoy en día en el campo o en las fábricas, llevar ropa más suelta y tradicionalmente masculina no es tanto una declaración de moda sino una necesidad de estar activas, ganarse el sustento y poner comida en la mesa.

Fuente:

http://www.unwomen.org/es/digital-library/multimedia/2019/3/photo-innovations-womens-rights

 

Deja una respuesta

Sorry, you can not to browse this website.

Because you are using an outdated version of MS Internet Explorer. For a better experience using websites, please upgrade to a modern web browser.

Mozilla Firefox Microsoft Internet Explorer Apple Safari Google Chrome