No es un absurdo: comprar ropa cara es mejor

ropa

Cada día abre una nueva tienda de ropa donde se pueden encontrar piezas sumamente económicas. Atraídas por el precio sucumbimos y la llevamos a casa donde nos topamos con la realidad: una sola pasada por la lavadora deja la prenda como si se hubiera usado un año.

Así que el bajo precio resultó caro porque la prenda, con frecuencia, sólo es usada una vez.

Al hoyo en nuestro bolsillo se suma el daño ambiental y la explotación laboral que permite a los fabricantes ofrecer ropa a precios tan bajos.

Es mejor ahorrar y comprar una buena pieza que podemos usar más.

¿Qué hacer?

¿Tiene una marca favorita a la hora de comprar sus prendas de vestir? Si es así, revise un poco sobre la compañía que está detrás, cómo trabajan y si hace pública información acerca de su producción o suministro. Aunque sea una tarea algo extraña, le ayudará de todas maneras a saber si usted está apoyando una industria que explota a sus trabajadores.

Marc Bain, reportero de Quartz.com, recomienda comprar menos para contribuir el impacto negativo de la industria.

Comprar ropa más cara, aunque no todas las veces el precio influye en la calidad de las prendas, la gran mayoría de las veces sí, pues cuando usted compra más barato las costuras y las telas suelen ser de baja calidad, por lo que el tiempo de duración va a ser menor. Obligándolo a botar rápidamente esa prenda y a caer en gastos más frecuentes.

Si usted es de esas personas compulsivas a la hora de comprar, las compras baratas no le van a aportar mucho, pues precisamente lo que le parece atractivo, por lo general, son los precios, así que huya de ellos las veces que sean posibles.

Bain recomienda la fórmula de ‘costo por uso’, que se trata de tomar el costo real de la prenda y dividirlo por el número de veces en las que la usará. La ropa más cara será útil si quiere invertir en algo que quiere usar en varias ocasiones.

Compre solamente si está seguro o segura de que lo quiere, esto para que no se le quede en el closet para una sola postura. Es decir, ‘no compre por comprar’.

‘Lifehack’ recomienda no comprar gran cantidad de ropa a final de año, ya que en esta temporada muchas empresas y diseñadores suelen reducir costos en telas más baratas y menos costuras. Lo que quiere decir que hay una mayor dinámica de producción.

Deja una respuesta

Sorry, you can not to browse this website.

Because you are using an outdated version of MS Internet Explorer. For a better experience using websites, please upgrade to a modern web browser.

Mozilla Firefox Microsoft Internet Explorer Apple Safari Google Chrome