UNA NOCHE EN LA FE

De chica quería ser escritora

Hilda Vergara Hernández

IMG-20160608-WA0022

 

Y aquí estoy!

A través de una ligera cortina de lluvia que oculta los millares de estrellas,

Acomodada en la hamaca que la Luna me presta ,

en medio de este bochorno tropical,

dejo que morfeo y las musas de la poesía,

hagan de mí, lo que quieran…

Los he abandonado tanto,

Que hoy, reclaman desesperados mi ausencia

por esos sus laberintos de incongruencia, sabiduría y locura verdadera…

Me siento privilegiada al estar entre la exuberante y sublime belleza de La Fe.

Sentada aquí, en esta cabaña de bambú… muy “sui géneris”

Y entre el silencio ruidoso de esta noche tropical… disfruto.

La caída constante de la lluvia ayudan al filtreo de enamormiento inherente e

inevitable, entre la noche y yo…

La suave brisa que de repente empuja el viento,

toca mi rostro con sus manos frias,

y me acarician suavemente

Refrescando mis sentidos

sumándose a semejante encanto…

Respiro el delicioso macerado de olores únicos,

huele a ti, huele a mi, huele a todo.

huele a hierbas silvestres, que rodean la cabaña y trató de identificarlos….

Percibo ese olor que mi olfato conoce demasiado…

Ese delicioso olor a hojarascas humedas revueltas con ese característico olor a tierra, a

bosque, a libertad.

Ese olor que se impregna en la piel

Y sólo a través de la transpiración se libera

Emanando las pasiones y delirios

de deseos reprimidos y guardados…

Y también es la hierba mojada… los árboles de cedro, los cocoites, los limones o esa

fusión perfecta y pura de los aromas propios de la naturaleza …

Todo esto, acompañado de un concierto sinigual

que el mágico entorno me regala.

En la laguna, no lejos de la cabaña,

el croar ensordecedor de los sapos y ranas,

felices cantando y bailando al festejar a la lluvia…

Las chicharras, locas en su incesante concierto de percusión…

el ensordecedor sonido que los machos producen para enamorar a sus hembras

resultando una serenata intensa y arrulladora…

Entre la lluvia, se deja ver una que otra luciérnaga atrevida y fugaz …

Me encanta la bioluminicencia con la que viven su mundo…

Escucho de repente algunos cantos de aves

o el aleteo de voladores nocturnos,

Buscando alimento, huyendo o refugiándose de la suave lluvia….

Cuán insignificante resultamos en la suma de aportación a la vida…

Me incomoda y me apena…

He tratado de abrir al máximo mis sentidos para poder definir e identificar cada

elemento…

Aprovechar de manera Suprema mi estadía en este oasis de paz para lograr mi

comunión …

llenarme de ese néctar natural que me regala la vida…

Hacia tanto tiempo que no tenía ésta sensación de libertad y contacto,

que me siento embriagada, extasiada y a merced del tiempo y del espacio…

La luna me mece…

La naturaleza me arrulla…

Siento la sublime presencia del Omnipotente en cada una de sus expresiones…

Estoy plenamente agradecida…

Morfeo empieza a hacer de las suyas….

Pero, no me enoja, él tan sólo cumple con su deber….

No cabe duda,

no erraron al nombrar La Fe a este bello lugar….

Siempre habrá Fe a la vida

Siempre habrá Fe al cohabitar este mundo…

Siempre habrá Fe para ser feliz…

Gracias por compartir…

Buena noche vida…

Buena noche FE.

IMG-20160527-WA0014

Derechos Reserv@dos 2016

Hilda Vergara Hernández

Una respuesta to “UNA NOCHE EN LA FE”

  1. Rosy Rios dice:

    Muy grafica y descriptiva la narracion

Deja una respuesta

Sorry, you can not to browse this website.

Because you are using an outdated version of MS Internet Explorer. For a better experience using websites, please upgrade to a modern web browser.

Mozilla Firefox Microsoft Internet Explorer Apple Safari Google Chrome