Recordándote

Labios y miradas.

 

DE CHICA QUERÍA SER ESCRITORA

Por: Hilda Vergara

 

¿Sabes?
En el preámbulo de mi sueño
me transporto a mis recuerdos.

Resucito el pasear de tus manos expertas e impacientes por mi cuerpo.

Escucho tu ronca voz en mi oído,
aspiro el inconfundible aroma de tu sexo.
Y vuelvo a sentir tu constante encuentro con mi vientre
y nuestro vaivén sincronizado, como oleaje de mar embravecido.

El latir de este amor infinito toca mi alma,
me sensibiliza tanto, que mis sentires se confunden
entre alegría, nostalgia, impaciencia, ausencia, o ese no sé qué,
que hace que las niñas de mis ojos se bañen en agua cristalina
y salada que brota sin control alguno.

No sé exactamente por qué.
Porque este recuerdo me regocija y me conforta de forma tal,
que el oscuro azul del cielo se ilumina con estrellas imaginarias,
el follaje de los árboles se mecen al suave son del viento,
acarreando con él los aromas únicos de la noche
y la nostalgia, la nostalgia creando reminiscencias, sin duda, placenteras.

A tu ausencia, en mi éxtasis de memorias,
te siento abrazar mi cadera,
te siento estrujar mi pecho que detiene mi palpitar acelerado
y siento tu buscar desesperado de mis labios.

Logro recordar tu frenesí de placer,
el desbordante y asiduo chocar de nuestros cuerpos
mi persistente deseo de sentirte en mí
y tu necesidad de hacerme saber que estás allí,
justo dentro de mí.

Evoco al más hermoso y sublime acto de amor,
al más etéreo y puro lenguaje de la entrega,
ese placer indescriptible de mi deseo satisfecho,
al verte a mi lado abrazándome en el lecho.

El intruso canto de una ligera lluvia me saca de mi letargo.
Mi letargo remembranzas y me vuelve a la realidad…
sencillamente no estás conmigo!

El sueño casi me vence
quedándome con esa agradable sensación
que aún perdura en mí
recordándote con alegría y emoción
porque sé que tu ausencia será breve.

Mi mirada somnolienta se vuelve perdida
hacia la pared blanca de mi habitación,
esa pared donde cuelgo mis recuerdos y mis miedos.

Ya casi estoy dormida y tu imagen
por mi mente camina…

Buena noche amor!…
Buena noche mi vida!…

Derechos Reserv@dos 2016
Hilda Vergara Hernandez

Deja una respuesta

Sorry, you can not to browse this website.

Because you are using an outdated version of MS Internet Explorer. For a better experience using websites, please upgrade to a modern web browser.

Mozilla Firefox Microsoft Internet Explorer Apple Safari Google Chrome