Hablemos de Derecho

CAUSAL DE DIVORCIO: ENFERMEDADES MENTALES

Por: Yasser Alejandro del Castillo García

Consultor Jurídico

 

La causa a la que me referiré en esta entrega, tiene su base en la “enajenación mental incurable” quementales es un término jurídico difícil de definir y bastante viejito. La historia de la redacción de las leyes civiles y familiares tiene su antecedente en los inicios del siglo XIX. En México el antecedente de las leyes familiares es de principios del siglo XX, y obteniendo sus bases de esos códigos franceses.

En esos momentos la psiquiatría empezaba a asentar sus bases como una especialización médica y había muchas enfermedades que ahora conocemos como psiquiátricas, que no se había estudiado como hasta el momento.

El que una persona tenga una enfermedad psiquiátrica, o un padecimiento físico, o sensorial que no le permite desarrollar plenamente sus facultades mentales tiene relevancia en el Derecho. Es relevante porque el ejercicio de un Derecho supone que puedo cambiar mi entorno jurídico de manera válida puesto que estoy en una aptitud física o psicológica o mental para hacerlo. En pocas palabras, estoy consciente de lo que hago.

Cuando una persona tiene alguno de estos padecimientos, existe un mecanismo jurídico protector que está pensado para que esa persona que tiene alguno de estos padecimientos no se perjudique a sí misma al tomar una decisión que cambie su entorno. El mecanismo se llama “interdicción”.

Es una declaración que hace un juez (civil o familiar) en donde establece que la persona que tiene estos padecimientos se ve impedida de tomar decisiones por sí misma. Para que el juez haga esta declaración debe de apoyarse en dictámenes médicos especializados para corroborar que efectivamente esos padecimientos están presentes.

De las enfermedades psiquiátricas no hay un catálogo determinado porque el origen de ellas puede deberse a diversos factores, en algunas ocasiones pueden estar aislados, y en otras pueden existir en el mismo momento. Los factores pueden ser físicos, otros propiamente psicológicos, otros sensoriales como hace momento comenté, entonces para no hacer un listado de todos esos padecimientos, a los legisladores les pareció correcto englobarlos en la frase “enajenación mental incurable”.

Puede ser que algunas de esas enfermedades tengan cura, pero aquellas que no las tienen son las que dan causa al divorcio. Para que esté presente esta causa, lo común que exige la ley es que previo al juicio de divorcio se declare en un juicio diverso el estado de interdicción, pero habrá que revisar cada código civil o familiar para establecer si existe variante a ello.

Esta causa se puede demandar en cualquier momento, porque decimos que es una causa de tracto sucesivo, con ello nos referimos a que está presente de momento a momento. El hecho de decretar el divorcio no priva al divorciado que está en estado de interdicción de su derecho de alimentos y asistencia por parte del otro cónyuge, puesto que en esta causal no existe un cónyuge culpable.

Si desea que le platique sobre algún tema, o necesita una consulta jurídica, recuerde que estoy a sus órdenes y permanezco en comunicación a través de redes sociales y correo electrónico, que son:

  • Correo electrónico: yasseralejandrodelcastillo@hotmail.com
  • Facebook: https://www.facebook.com/yasseralejandrodelcastillo
  • Twitter: https://twitter.com/YasserAlejandr1
  • WhatsApp: 2223259978

Les envío mis atentos saludos.

Deja una respuesta

Sorry, you can not to browse this website.

Because you are using an outdated version of MS Internet Explorer. For a better experience using websites, please upgrade to a modern web browser.

Mozilla Firefox Microsoft Internet Explorer Apple Safari Google Chrome