El bendito San Valentín

alma amor

NEOCASADA

Por: Alma Campos

 

Ya casi es 14 de Febrero, el famosísimo día del Amor y la Amistad, el de los enamorados, el de los novios o como quiera que se le llame y le diga cada quien. Desde hace varios días vemos anuncios en la tele o en las revistas promocionando todo aquello que podemos regalarle a nuestro amado amor en este día tan especial, con el único fin de demostrar nuestro más absoluto amor y devoción casi de santo para nuestro ser amado. Podemos ver también ya en redes sociales los comentarios de desprecio y rechazo hacia dicha fecha, los cuales, en lo personal, me parecen súper simpáticos, tan creativos eso sí, casi como los de odio a la Navidad, al año Nuevo, a los cumpleaños, al día del niño, en fin, a prácticamente cualquier celebración que la Mercadotecnia y el apoyo de la sociedad en general, hayan hecho algo popular.

 

A mí me gusta el 14 de Febrero, me gusta porque tengo a mi amado amor a mi lado, porque tengo amigos que me han demostrado más de una vez en la vida que están ahí para mí así como yo para ellos, me gusta porque el rojo es mi color favorito y ese día ¡todo explota en rojo! Me gusta porque recuerdo que, hasta el último año que viví en casa de mis padres, mi mamá ese día nos regalaba algo a todos, aunque fuera un chocolate o una galleta, pero siempre nos daba algo por ser día del amor y la amistad. Lástima que este año cae en domingo, porque me gusta también cuando en mi trabajo alguien muy amable y amistoso regala paletas o dulces a todos los compañeros laborales.

 

Soy muy afortunada al tener amor en mi vida, el de mi esposo, mis hijos, familia, amigos, mascota, etc…. ¡El de mí misma incluso! La vida sería insoportable sin amor, pero creo que todos, si realmente ponemos atención y vemos a nuestro alrededor, nos daremos cuenta que lo tenemos todos los días. Puede ser desde un punto de vista religioso, cada día al despertar, con frío o lluvia o sol, pero despertamos a un nuevo día, con todas las posibilidades abiertas a que ese día sea lo que nosotros decidamos que sea, bueno o malo, pero es decisión nuestra; que Dios, o como quiera que lo llamemos, nos da ese día como una nueva oportunidad para vivirlo al máximo, para enmendar el error del día anterior, para decirle a alguien que lo queremos porque no nos dio tiempo decírselo antes, para darnos cuenta que la vida sigue su curso, aunque a nosotros nos parezca que el mundo nos hizo pipí encima.

 

Tal vez sí me pongo más melosa de lo normal por esto del San Valentín, pero si algo he aprendido en esta vida, es que todo sigue girando, que sigo despertando aunque me haya dormido echando sapos y cebollas por la boca, que mi oficina sigue en el mismo lugar aunque yo haya dejado algo pendiente el día anterior, que mis hijos me siguen amando aunque los regañe o castigue sin ver televisión (mentira, nunca los castigo así), que Uli sigue llegando todos los días, por más tarde que sea, a darme un beso y decirme “hola baby”, que me sigue haciendo reír como lela desde hace más de 15 años, y que por horrendo día que haya pasado, eso siempre me hace olvidar todo.

 

Que es pura Mercadotecnia….. sí, probablemente lo sea….. Que es pura sacadera de dinero para demostrar nuestro amor de formal material….. sí, tal vez lo sea también…. ¡pero no pasa nada! Qué si mi marido me regala flores y joyas ese día (ajaaaaaa) ¡está perfecto! Los otros 364 días del año igual me demuestra que me ama de mil y un formas distintas, pero si 1 día del año me lo quiere demostrar de forma material ¿¡Quién soy yo para negarme!?

 

¿No tienes pareja? Pero amigos seguro que sí! Celebra con ellos, regálales algo si quieres, o salgan a disfrutar de esa amistad de tantos años o tan reciente como sea, sal con tu familia, celebra que los tienes contigo, o sal tu solo, a tomar un café, a cenar, al cine, a sentarte en un parque a leer un gran libro, yo lo he hecho muchísimas veces, y me ayudo a descubrir ¡que soy buena compañía para mí misma! No te enojes con este día, trillado, material, mercadológico, como quieras llamarlo, mejor celebra la vida, tu vida, de los que te rodean, de los que están o los que ya se fueron, y así celébralo siempre! Eso es la vida, puro amor, ¿Qué no?

 

Deja una respuesta

Sorry, you can not to browse this website.

Because you are using an outdated version of MS Internet Explorer. For a better experience using websites, please upgrade to a modern web browser.

Mozilla Firefox Microsoft Internet Explorer Apple Safari Google Chrome