Hoy aprendí

MUJERMONTA

DE CHICA QUERÍA SER ESCRITORA

Hilda Vergara Hernández Derechos Reserv@dos

Como cada día que es de aprendizaje, hoy aprendí a mantener vigilado el horizonte entre las nubes y los presagios.

Hoy aprendí a ajustarme a la convencional espera de las ideologías y las convicciones.

Aprendí a perderme en la distancia y chocar la mirada en las moles imponentes de las montañas.

Aprendí a sentarme humilde ante la pequeñez de mi existencia y la enorme bondad de la vida.

Comprendí que la vida te da y te quita, te destroza y te cura.

Aprendí hoy, que ser humilde es bueno, pero no ser servil y manso, que el orgullo no es altanería, que tener carácter no es necedad, que el amor no es ceguera, que el dolor es renacer, que los recuerdos son valijas pesadas y sin razón de arrastrar.

Aprendí que mañana, es la mejor obra por hacer, que paciencia es la hermana de la victoria y que ilusión es la mejor vía hacia la felicidad.

Aprendí que amar es la catalización de espiritualidad.

Hoy aprendí con seguridad que unos ojos te pueden encadenar y que una mirada te descifra y nada puedes ocultar.

Aprendí que es bueno esperar hasta mañana, ocupándonos del hoy sin arrastrar pasados que consumen.

Deja una respuesta

Sorry, you can not to browse this website.

Because you are using an outdated version of MS Internet Explorer. For a better experience using websites, please upgrade to a modern web browser.

Mozilla Firefox Microsoft Internet Explorer Apple Safari Google Chrome