El adulterio, causal de divorcio necesario

adultero1HABLEMOS DERECHO

Por Yasser Alejandro del Castillo García. Consultor Jurídico.

En esta entrega le platico sobre el adulterio como otra de las causas de divorcio necesario. Antes de iniciar le recuerdo que el divorcio es la forma legal de concluir un matrimonio, y que la ley, en buena parte de las entidades federativas, establece una serie de causas por las cuales se debe decretar la disolución del vínculo matrimonial. También tenga presente que en su Entidad Federativa pudiera ya no existir el divorcio con causas.

El matrimonio tiene una serie de deberes y uno muy importante es del deber de fidelidad. La fidelidad representa la lealtad que es depositada mutuamente entre los cónyuges, pues ambos confían que su unión es para formar una familia exclusiva y única.

En esta idea descansa en el concepto de matrimonio monogámico, que es el que solo se constituye entre un hombre y una mujer. Desde esta perspectiva no es posible concebir que un hombre tenga distintas mujeres y que con ellas engendre hijos, pues así no puede constituirse una familia estable.

Este deber de fidelidad implica que los cónyuges solo sostendrán relaciones sexuales entre ellos, pues es de esta forma en que se cumple con el propósito de perpetuación de la especie y se tendría implícito el de la ayuda mutua pues será entre ambos que se forme y sostenga a la familia que engendren.

Hay una causa de divorcio que se denomina “adulterio”. Desde el mundo del derecho le decimos adulterio a la relación sexual voluntaria entre una persona casada y otra que no sea su cónyuge. Bajo aquella idea que le compartí, no es compatible que uno de los cónyuges en un matrimonio sostenga relaciones sexuales con otra persona que no sea su marido.

La ley no es suficientemente clara si el concepto de fidelidad debe entenderse en el sentido de la abstención de los cónyuges de realizar actos que aun cuando no lleguen a la consumación de una relación sexual, conduzcan a relaciones eróticas entre un cónyuge y una tercera persona y que ello constituye en sí mismo una violación al deber de fidelidad, porque esto es más de un contenido moral, o que incluso ello haga patente la ruptura de los cónyuges en su relación, pero insisto, la ley no establece consecuencia de ser una causa de divorcio.

Como regla general, la sanción del adulterio es de orden civil, es una causa de divorcio, esto es, cuando se demuestra que un cónyuge ha sostenido relaciones sexuales con otra persona que no es su cónyuge da lugar a decretar el divorcio. El adulterio también tiene la sanción de destruir el derecho de heredar que tiene el adúltero del que no lo es.

Hasta hace algunos años cuando el adulterio se cometía en el domicilio conyugal o “con escándalo” se consideraba un delito.  En muchas legislaciones penales de las entidades federativas y la Federal ya no existe este delito. La tendencia es a desaparecerlo y solo dejar la sanción de tipo civil.

El adulterio debe de quedar demostrado ante un juez para que se proceda al divorcio. Esto tiene un problema práctico, y es que no podemos obtener una evidencia directa de este hecho. Por este motivo en algunas ocasiones los abogados dicen que es muy difícil demostrar el adulterio, en parte puede haber razón para afirmarlo.

Creo muy poco probable que un cónyuge confiese al juez que efectivamente sostuvo relaciones sexuales con otra persona, o que la persona con quien el cónyuge fue infiel acuda al juzgado a expresar que sí cometió adulterio.

La evidencia que se puede llevar al juez para demostrar el adulterio es una que denominamos “indirecta”, pues es con declaraciones de testigos, con presunciones a las cuales pueda llegar el juez de lo que le fueron diciendo las partes o los testigos, es como podría a obtener pruebas que les decimos “indiciarias”, es decir que son como cabos sueltos que una vez que quedan atados lo pueden llevar a convencerse de que sí sucedió el adulterio, o tal vez que no sucedió.

En relación a las pruebas del adulterio, en ocasiones ni las fotos, ni los videos, son elementos que del todo puedan convencer al Juez. Las fotos solo son imágenes que quedan soportadas en un papel, y que por sí mismas solo representan eso, imágenes, no palabras, no intenciones. Los vídeos corren una suerte semejante, porque no necesariamente se deja evidenciado un contexto cuando grabamos a dos personas, ya que esto depende de qué es lo que grabemos, pero solo quedaría como un buen indicio, y no como una prueba contundente. Misma suerte corren los mensajes de texto.

De igual forma si se graba la conversación telefónica entre los adúlteros y se saca a juicio, de acuerdo con un criterio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación la reserva de las comunicaciones, prevista en el artículo 16, párrafos decimosegundo y decimotercero, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se impone sólo frente a terceros ajenos a la comunicación. En este caso si el que ofrece el audio es un tercero frente a ellos, se violenta ese derecho y por ello la prueba se considera ilegal y nula.

Para llevar a juicio esta causal y salir con una sentencia que decrete el divorcio, depende de la pericia que tenga el abogado en relación a la forma en que le propone los hechos al juez, las evidencias que le proporcione el cliente y cómo se las presenta al juez, y una última, la más importante, que el juez tenga convencimiento de que efectivamente uno de los cónyuges sostuvo relaciones sexuales con alguien que no era su cónyuge.

Si desea que le platique sobre algún tema, o necesita una consulta jurídica, recuerde que estoy a sus órdenes y permanezco en comunicación a través de redes sociales y correo electrónico, que son:

  • Correo electrónico: yasseralejandrodelcastillo@hotmail.com
  • Facebook: https://www.facebook.com/yasseralejandrodelcastillo
  • Twitter: https://twitter.com/YasserAlejandr1
  • WhatsApp: 2223259978

 

Les envío mis atentos saludos.

Deja una respuesta

Sorry, you can not to browse this website.

Because you are using an outdated version of MS Internet Explorer. For a better experience using websites, please upgrade to a modern web browser.

Mozilla Firefox Microsoft Internet Explorer Apple Safari Google Chrome