¿Te castigan por decir lo piensas?

 mujeres sinceras

Que calladitas nos vemos más bonitas, por desgracia, esa sentencia sigue vigente y no sólo en México.

Ser directa y decir las cosas de frente en el trabajo es fuente de muchos problemas, no solo interpersonales sino también económicos. Y sobre todo para las mujeres.

Un estudio que acaba de publicar la revista Time reveló que las mujeres que son percibidas como ‘bravas’, ‘frenteras’ o ‘críticas’ en el trabajo son 35 % menos competentes que aquellas que no tienen esta reputación. Esto, además, implicaría que dejarían de ganar $US15.088 al año.

Los hombres con comportamientos similares, en cambio, dejarían de percibir la mitad de esa suma.

La empresa de entrenamiento corporativo VitalSmarts encuestó a más de 11 mil  personas hace un par de meses para llegar a la conclusión de que las mujeres son castigadas con mayor dureza por hablar de frente.

“Hablar de manera asertiva y contundente es especialmente riesgoso para las mujeres”, dijo Joseph Grenny, coautor del estudio y del bestseller Crucial conversations. “Las mujeres cargan con el estereotipo cultural de que se deben conformar con dedicarse al cuidado y a la crianza. Al hablar de forma frentera violan estas normas culturales, por lo que son juzgadas con mayor severidad”.

“En resumen, hablar con fuerza crea una reacción social”, dijo David Maxfield, el otro autor del estudio. “Creemos que las implicaciones de esta investigación pueden empoderar a algunos individuos a ser más conscientes de las discriminaciones por razones de género”, agregó.

A la experta en moda, diseñadora y periodista Pilar Castaño no le sorprendieron los resultados de esta investigación. “La inteligencia emocional es el talón de Aquiles de las mujeres en el trabajo. Cuando la mujer deja ver su verdadero yo en el trabajo, pierde”, dijo a Semana.com.

“No debemos volvernos hombres para que nos respeten, debemos conservar nuestra feminidad. Aunque es indiscutible que a los hombres les va mejor que a las mujeres y que a las mujeres solteras y sin hijos les va mejor que a las madres”.

El resultado de esta investigación revela que, en buena medida, las mujeres tienen más dificultades para expresarse libremente.

Pareciera que para algunos aún flota en el ambiente la idea de que las mujeres deben guardar silencio y obedecer.

Deja una respuesta

Sorry, you can not to browse this website.

Because you are using an outdated version of MS Internet Explorer. For a better experience using websites, please upgrade to a modern web browser.

Mozilla Firefox Microsoft Internet Explorer Apple Safari Google Chrome