Aprendí

aprendíDE CHICA QUERÍA SER ESCRITORA

Hilda Vergara Hernández

Hoy aprendí que tengo que mantener vigilado el horizonte; porque me enseñaron que en esa delgada línea que besa el cielo y el océano es el camino por el que llegas o te vas.

Hoy aprendí que la diferencia entre la verdad y la realidad es tan estrecha que confunde, se esfuma y se esconde.

Hoy aprendí que la clandestinidad está sujeta a la suerte y a la notoriedad. ¿Cómo poder ser clandestino en una multitud de verdades? ¿Cómo ocultarse en un aro vacío?

Por eso,  voy aprendiendo la seguridad del silencio, la espontaneidad de la inmovilización, la austera fuga de la distancia.

Hoy he aprendido como lección, que la responsabilidad de los actos es relativamente doble, cuando llevas a otros al límite de sus seguridades cuando atas a tus nudos los mismos cabos que te aprietan.

Descubrí que hay notoriedad en la otredad que siguen vigentes en los barrancos del olvido y de los odios; de oro y jauría que te llevan profundo y en silencio hasta el nauseabundo cataclismo de la inidentidad.

Hoy aprendí que los vencidos se arrastran en los fangales de restos y balances.

Descubrí que los ganadores de batallas, celebran con cascabeles de risas y brindan con copas de tus agonías y con vinos de tus desesperanzas. Que tocan campanas de duelo por joyas perdidas, pero que cantan coplas por corazones abiertos y cabezas desmembradas.

Hoy aprendí que puedo ser otra persona y hasta me dijeron que tenía notorias cualidades para serlo.  Pero no puedo arrancarme del todo la inmundicia del perro y vestirme con la furia del lobo que vive en mí.

Hoy aprendí que puedo reconciliarme con el cursi sabor de un poema o con la mano dura que golpea mi costado. Me puedo reconciliar con el odio y el olvido, con la tristeza y el dolor, pero nunca, nunca jamás con el oro del delator.

Y por supuesto, jamás podría reconciliarme con la falsa desmemoria de aquellos que decían quererme.

Hoy aprendí como cada día, que la vida es cosa de aprendizaje.

AGOSTO 2015

Derechos Reserv@dos

Hilda Vergara Hernández

Deja una respuesta

Sorry, you can not to browse this website.

Because you are using an outdated version of MS Internet Explorer. For a better experience using websites, please upgrade to a modern web browser.

Mozilla Firefox Microsoft Internet Explorer Apple Safari Google Chrome