La patria potestad

HABLEMOS DERECHO

Por: Yasser Alejandro del Castillopatria

Entra la señora al despacho del abogado. Se sienta frente al escritorio dejando caer de golpe el peso de su cuerpo. Está fastidiada de la situación. Recarga los codos sobre el escritorio, cruzando las manos, le expresa al licenciado lo siguiente: “no me importa cuánto cueste ni lo que haya que hacer… ¡quiero que pierda la patria potestad! Que ya no vea a mis hijos”.

Es común creer que al quitarle la patria potestad a uno de los padres, el hijo es “absoluta propiedad” del otro y esto es falso. En esta ocasión quiero platicarle qué es la patria potestad y para qué sirve.

Los adultos que estamos en uso de nuestras facultades físicas y mentales estamos en posibilidad de cambiar nuestro entorno y que se considere válido ese cambio.  Por ejemplo si en este momento me pongo a jugar futbol en la calle y le rompo un vidrio a mi vecina, he cambiado mi realidad, porque yo de propia voluntad me puse a jugar y si le causo daño a una propiedad ajena debo de responder por esto.

Los niños (desde que están nacidos hasta los 18 años) pueden estar en uso de sus facultades físicas y mentales, pero por su desarrollo y grado de madurez intelectual no comprenden enteramente que el cambio de la realidad trae consigo una serie de obligaciones y  muchas veces se traducen en responder económicamente frente a un acontecimiento. Y sobra decir que los niños no responden con sus propios recursos económicos a estas responsabilidades.

Los niños por sí mismos  no pueden ejercer sus derechos y obligaciones. No me puedo imaginar que un niño de 5 años se plante frente a un juzgado y le diga a un juez que su papá no le da dinero a su mamá para que pueda sobrevivir. O que un niño de 8 años le reclame al gerente de una tienda la garantía del juguete que le compraron porque tiene un defecto en su fabricación.

El ejercicio de los derechos y obligaciones que tiene un menor de edad se realiza a través de una representación que tienen los padres (los dos) y que se denomina “patria potestad”. Esto es igual a que Usted como madre o padre representa legalmente a su hijo.  En la Ley se le ha otorgado un “poder”, así como los que se hacen en las “cartas poder” o los “poderes” ante un notario público, para que Usted a nombre y representación de su hijo cambie de manera válida su entorno.

Ese poder que está colocado en la ley le impone derechos y obligaciones relacionados con la convivencia entre padre e hijo así como en relación al patrimonio que es del hijo. ¿A qué me refiero con convivencia? Ambos padres en ejercicio de la patria potestad, viviendo juntos o separados, tiene el deber de procurar seguridad psicológica, física y de carácter sexual a su hijo. Deben de fomentarles hábitos saludables en su persona y alimentación. Deben de desarrollar sus capacidades intelectuales y escolares. Aunque le suene extraño, tienen el deber de demostrarle afecto a su hijo. También tiene el deber de imponerle normas de conducta a su hijo pero sin que medien golpes o violencia.

                La patria potestad tiene efectos en relación con los bienes que le pertenecen a su hijo. ¿Un menor de edad puede tener bienes propios? Sí. Todas las personas con independencia de su edad, estado físico o mental, forman un patrimonio. El patrimonio de su hijo pueden ser sus juguetes, el dinero que le da de “domingo”, la casa que le hereda un abuelo, el terreno que Usted le compra ahora para que cuando sea grande construya una casa.

                Los padres (ambos) son los administradores de ese patrimonio. De hecho si el niño no tuviera patrimonio y tiene que responder de alguna obligación económica son los padres quienes en representación de él deben de responder. Imaginemos a un niño de 16 años que aprendiendo a manejar atropella a una persona y le causa algunas lesiones. Los padres son quienes deben responder por esto.

                Esta representación termina cuando uno de los padres mueren (en este caso el padre que sobrevive ejerce absolutamente la patria potestad), cuando siendo menor de 18 años pero mayor de 14 en la mayor parte de las entidades federativas, el hijo contrae nupcias (a esto se le dice emancipación); o cuando el hijo ya es mayor de edad (18 años cumplidos).

                Hay causas por las cuales se pierde la patria potestad, en general cuando uno de los padres le comente un delito a su hijo, que se comentan actos violentos en contra del menor, que uno de los padres no le provea de alimentos a su hijo.  Todas estas causas deben de demostrarse ante un Juez y en una sentencia se determina la pérdida de la patria potestad. Solo en casos muy graves el juez suspende la patria potestad y además la convivencia con los hijos.

La próxima semana le platico sobre la guarda y custodia de los hijos.

Muchas gracias por estar en contacto conmigo a través de redes sociales y correo electrónico, que son:

Correo electrónico: yasseralejandrodelcastillo@hotmail.com

Facebook: https://www.facebook.com/yasseralejandrodelcastillo

Twitter:  https://twitter.com/YasserAlejandr1

Les envío mis atentos saludos.

Deja una respuesta

Sorry, you can not to browse this website.

Because you are using an outdated version of MS Internet Explorer. For a better experience using websites, please upgrade to a modern web browser.

Mozilla Firefox Microsoft Internet Explorer Apple Safari Google Chrome