Herida de la humillación (máscara de masoquista)

humilla

Por Mara Rodríguez Masdefiol*

¿Alguna vez o de manera frecuente te has sentido humillado, rebajado? ¿Constantemente sientes culpa o  vergüenza? Si éstos son sentimientos que vives muy a menudo, sigue leyendo esto…

¿Qué es la humillación? Es la acción de sentirse rebajado, cuando yo vivo en algún grado ésta herida tengo muy frecuente sentimientos de vergüenza, culpa, sumisión, degradación.

Esta herida se produce en el momento en que el niño siente que uno de sus padres se avergüenza de él cuando está sucio (control de esfínteres), o se ha ensuciado con algo, cuando está mal vestido, cuando el entorno que vive es para él vergonzoso, etc.

En el ámbito de la sexualidad contribuye a que se manifieste la herida potencial de la humillación. Se experimenta más con la madre, o bien, con el padre si es él quien ejerce el papel de la madre.

Su cuerpo es grueso por exceso de grasa, es rollizo, talle corto, cuello grueso y abombado, tensión en el cuello, garganta, mandíbula pelvis. Rostro redondo, ojos muy expresivos. Esta es la herida más difícil de reconocer ya que puedo ocultarla manteniéndome a dieta y delgado.

¿Qué es el masoquismo?

Es el comportamiento de una persona que encuentra satisfacción, e incluso placer, al sufrir. Suele autocastigarse, aún de manera inconsciente.  Quien la sufre pone su valor en el tener y hacer, ingeniándoselas para llegar al ser como los demás desean que sea.

Características:

*Se ocupa de los demás para olvidarse de sí mismo.

*No se da cuenta que al resolver a los demás, se rebaja y se humilla, haciéndoles sentir que no lo hubieran logrado sin su ayuda.

*Engorda en función del espacio que cree que debe ocupar en su vida, cuando se reconozca ya no tendrá esa necesidad.

*Sea hombre o mujer, es fusional a la madre, haciendo todo lo posible por no avergonzarla. Es su madre un gran peso para ella.

*Le es difícil expresar sus necesidades y deseos.

*No habla por temor a sentir vergüenza.

*Hace reír a los demás y se ríe y hasta se burla de sí mismo.

*Los padres le decían que lo que sucedía en casa, no debía hablarlo con nadie, se manejaba la vergüenza constantemente.

*Es hiper sensible y lo mínimo lo hiere.

*Hace todo por sentirse útil hasta llegar a ponerse de tapete.

*Utiliza la palabra pequeño y los diminutivos.

*Cuando utiliza la palabra “grande” es para rebajarse o humillarse.

*Se culpa de todo. Asume la responsabilidad de algo que no le corresponde. Se disculpa de todo.

*Se siente impotente ante los seres que ama.

*Es intermediador.

*Para él la apariencia es importante, en su interior gusta de lo elegante y verse bien, pero cree que debe sufrir y no se lo permite

*Atrae situaciones exponiéndose a ser humillado.

*De pequeño NO se sintió libre, para él, libre significa no rendir cuentas a nadie, no ser controlado, hacer lo que quiere hacer cuando lo quiera hacer… pero creer que si se ocupa de sí mismo, ya no será útil para los demás. Razón por la cual tiene mucha energía bloqueada. Si se permite ser libre como lo necesita, sin culpa ni vergüenza su cuerpo adelgazará, pues soltará la energía contenida.

*Por lo tanto, su temor más grande es la LIBERTAD.

El desagrado es un sentimiento común en los masoquistas. Se desagradan a sí mismos o les desagradan los demás, o crean situaciones de desagrado. Se siente ser “indigno”.

Enfermedades:

Dolores de espalda: debido a su sentimiento de falta de libertad, y la carga excesiva emocional.

Pesadez en los hombros: por la excesiva carga emocional que lleva.

Problemas respiratorios: se abruman con los problemas de otros.

Problemas de piernas y pies: varices, esguinces, fracturas, por su temor a no poder moverse, atraen problemas físicos que les impiden moverse.

Enfermedades del hígado: hacen mucha bilis a causa del otro.

Problemas de garganta, anginas, laringitis: Porque retienen lo que quieren pedir.

Problemas de la tiroides: No ve sus necesidades, ni expresa sus deseos.

Irritaciones de la piel: Por no escuchar sus necesidades.

Hipoglucemia, diabetes: por no permitirse caprichos, y a la vez por permitírselos se sienten culpables.

Problemas cardíacos: No se ama lo suficiente.

Intervenciones quirúrgicas: Para sufrir a gusto.

 Otras características son: puede comer en exceso o poco, gusta comer de pie, prefiere alimentos ricos en grasa, se recompensa alimentándose.

Para trabajar la herida de humillación, hay que trabajar el amor a uno mismo, escuchar sus necesidades y satisfacerlas antes que las de los demás, hay que trabajar lo que es la culpa y la vergüenza y entender la causa principal de una herida se deriva de la incapacidad de perdonar lo que nos hacemos a nosotros mismos, solemos reprochar a los demás lo que nosotros mismos nos hacemos, pero no lo queremos ver.

No te pierdas la próxima semana la herida de la traición, es muyyy interesante…todos tenemos algo que trabajar y ésta es una herramienta muy útil para empezar a hacer nuestro trabajo de vida.

Una respuesta to “Herida de la humillación (máscara de masoquista)”

  1. Montse dice:

    Hola: Me ha servido de mucho, me siento identificada con bastantes de los puntos, muchas gracias

Deja una respuesta a Montse

Sorry, you can not to browse this website.

Because you are using an outdated version of MS Internet Explorer. For a better experience using websites, please upgrade to a modern web browser.

Mozilla Firefox Microsoft Internet Explorer Apple Safari Google Chrome