El divorcio necesario

pelando

HABLEMOS DERECHO

Por Yasser Del Castillo

El divorcio necesario es la forma judicial para disolver el vínculo matrimonial y estamos frente a la situación de que los cónyuges no estén de acuerdo en divorciarse y que esté presente alguna causal establecida en la legislación civil por la que se deba disolver el matrimonio.

Parecería obvio pero es importante recalcar esta primer parte que es la de no estar de acuerdo los esposos en divorciarse. Puede ocurrir que uno de ellos no quiere divorciarse. Es común escuchar que el marido ha dejado el hogar e incluso tiene pareja e hijos en una nueva relación pero por capricho no quiere darle el divorcio a su esposa. Evidentemente Usted no puede estar a la voluntad del señor. Si su deseo es ya no continuar con el matrimonio no existe una ley que la obligue a permanecer casada.

 Hay que sumar a la voluntad una causa de divorcio. También se le dice “causal” de divorcio, y también es común que se le diga al divorcio necesario “divorcio causado” o “divorcio causal”. Siempre nos referiremos a la misma cosa.

¿Cómo es eso de las causas o causales? Es muy sencillo. Hay una serie de situaciones o causas que hacen imposible que los fines del matrimonio se lleven adelante.  Estas situaciones giran en torno a la obligación de fidelidad, a la obligación de ayuda mutua y a la obligación de cohabitación que deben guardarse los esposos.

En los códigos civiles o familiares de cada entidad federativa se hace un “catalogo” de situaciones concretas específicas que obedecen a estos tres deberes por las cuales existe una causal de divorcio.

Por ejemplo en torno a la obligación de fidelidad podemos encontrarnos como causales de divorcio como el adulterio, que durante el matrimonio la mujer dé a luz a un hijo que judicialmente se ha declarado que no es de su marido, el de contagiar de enfermedades de transmisión sexual curables o incurables. En relación a la obligación de ayuda mutua existen causales de divorcio como la de no proporcionar alimentos, el de infligir lesiones o malos tratos a alguno de los esposos. En relación a la obligación de cohabitación podemos mencionar el abandono injustificado del domicilio conyugal por más de seis meses o la separación de cuerpos por más de dos años independientemente de la causa que lo haya generado.

Es importante que comente que de acuerdo a este catálogo se tiene un tiempo determinado para promover ante el juez el divorcio necesario. Por ejemplo hay causales que se denominan “de tracto sucesivo” es decir que la conducta se verifica momento a momento como la omisión de dar alimentos, en este caso en particular no existe un término para que prescriba la acción. Hay otras causas que se consuman en un solo momento como lo es el abandono injustificado del domicilio conyugal. El abandono implica que el cónyuge que se salió por ningún motivo regresó y se establece un tiempo para ir a denunciar esta situación al juez que es de seis meses posteriores al día en que se haya ido el cónyuge. En este aspecto deberá de consultar a un abogado para que de acuerdo con lo que reglamenta la ley le indique si la acción de divorcio no prescribe o sí prescribe y en qué tiempo sucede esto.

Supongamos que Olivia y Esteban están casados, y han dejado de vivir por más de dos años juntos y la de la iniciativa de divorciarse es de Olivia. Una vez que se ha establecido la causa, es indispensable realizar ante un juez familiar, o un juez civil que conozca de asuntos familiares, la demanda de divorcio voluntario.

Déjeme contarle bajo el supuesto que le planteo cómo es el procedimiento. Este es un juicio y tiene etapas. La primer etapa tiene dos momentos, una donde Olivia presentará la demanda de divorcio, basándose en una de las causas establecidas en la ley, y presenta la demanda ante el juez. Después de esto el juez llamará a juicio (emplazamiento) al demandado que es Esteban y tendrá un término para contestar. Después de esto deberán ofrecer pruebas para acreditar que la causa establecida en la ley está presente. Esta evidencia es calificada por el juez y deberá “desahogarse” ante él. Luego habrá un periodo de alegatos y por último el juez pronunciará una sentencia.

La sentencia tiene dos posibilidades, la primera es que el juez basado en la evidencia que se le presentó llegue a la convicción de que efectivamente Olivia y Esteban estuvieron separados por más de dos años. La otra posibilidad, es que la evidencia no sea suficiente para demostrar esa situación.

En la próxima semana le hablaré sobre la disolución de la sociedad conyugal cuando se ha decretado el divorcio y se pactó éste régimen económico en el matrimonio.

Como siempre estoy a sus órdenes por correo electrónico, que es  yasseralejandrodelcastillo@hotmail.com. Sígame en mi cuenta de Facebook: https://www.facebook.com/yasseralejandrodelcastillo, y por YouTube.

Les envío mis atentos saludos.

yasser

Deja una respuesta

Sorry, you can not to browse this website.

Because you are using an outdated version of MS Internet Explorer. For a better experience using websites, please upgrade to a modern web browser.

Mozilla Firefox Microsoft Internet Explorer Apple Safari Google Chrome