Los alimentos

yass Si en este momento le digo la palabra “alimentos” es probable que se imagine que me refiero a lo que comemos o bebemos para subsistir, o a las sustancias que absorbemos o tomamos para nuestra nutrición.

En el mundo del derecho cuando expresamos la palabra “alimentos” nos referimos a una institución jurídica que está pensada en la solidaridad de los miembros de la familia para que aquel que tenga una posibilidad económica real le proporcione a los otros que no la tienen recursos económicos y materiales para desarrollar una vida digna.

Los alimentos están concebidos como una obligación y es por lo tanto una actividad que debe realizarse, no es optativo para los miembros de la familia otorgar o dejar de otorgar alimentos,  por estar establecido en la ley habrá que realizarlo.

En el contexto que le platico, ¿a quiénes debo considerar como miembros de mi familia y que son los sujetos de la obligación de alimentos? Esta relación de familia debe de observarse de “mí” hacia mis parientes. Yo soy el centro de esa relación. Entonces mi familia, para efecto de los alimentos, se constituye por mis abuelos, mis padres, mis hijos y mis nietos. También serán parte de mi familia mis hermanos y sus hijos (sobrinos) y los hijos de ellos (sobrinos nietos). Junto a ellos se considera a la esposa o concubina.

La obligación alimenticia se cumple cuando proporciono a los miembros de mi familia dinero suficiente o en su caso objetos materiales para que se satisfagan sus necesidades de comida, habitación, vestido, salud y de educación tratándose de menores de edad.

El cumplimiento de la obligación tiene un parámetro que le denomina “proporcionalidad”. En la ley no hay tarifas o porcentajes para establecer que se cumple o no con la obligación. Ese principio de proporcionalidad se asienta en la base de la necesidad de quien debe recibir los alimentos frente a la posibilidad de quien debe de otorgarlos.

La regla está colocada de esta manera porque la posibilidad económica puede estar sujeta a muchos factores. Habrá personas que perciban un salario estable, otras que no. Pero en estos casos los jueces deben de valorar cuál es esa percepción así como su periodicidad frente a las necesidades reales de quien debe recibir los alimentos.

Esta obligación tiene unas características especiales. Es una relación recíproca. Cuando yo era niño mis padres estaban obligados a proporcionarme alimentos. Cuando mis padres sean adultos mayores (que ya no les falta mucho, por cierto) yo estaré obligado a proporcionarles alimentos.

Otra de las características es que es personalísima, porque solo tiene derecho a exigir su cumplimento aquella apersona que está en la situación jurídica de pariente o miembro de la familia que le describí en párrafos anteriores por sí mismo o a través de sus mismos parientes, el Agente del Ministerio Público y en ocasiones la ley autoriza a que cualquier persona que tenga conocimiento de la necesidad de alimentos la pueda denunciar ante un juez, aun no siendo pariente.

También resalta como característica que la obligación de proporcionarse alimentos entre los miembros de la familia no es renunciable. Yo no puedo ir ante una autoridad juridicial o ante un notario a hacer un convenio en el cual uno de mis hermanos, mis padres, mis hijos, mi esposa o mi concubina renuncie por siempre a que yo le proporcione alimentos conforme lo indica la ley.

La obligación de proporcionar alimentos es irrenunciable, pero tiene algunas excepciones cuando existen casos de divorcio voluntario, puesto que en ese caso sí está permitida la renuncia de alimentos entre los ex cónyuges.

Esta obligación no puede ser sujeta de transacción. Por transacción se entiende un contrato o convenio que se suscribe ante un juez a efectos de terminar una controversia futura o resolver la controversia presente. Supongamos que a Guillermo lo demandan sus hijos, y el juez ha fijado una cantidad que debe de pagar a título de alimentos provisionales o definitivos. Guillermo y sus hijos no pueden presentarle un convenio al juez donde se ponen de acuerdo y aumentan o disminuyen la cantidad fijada por el juez.

Es una obligación preferente frente a otras obligaciones de cualquier índole que tenga la persona que debe de dar los alimentos. También es una obligación que no es compensable, es decir que no por el hecho de que me deban alimentos y que en el futuro yo deba de darlos esto me permita abstenerme de cumplir mi obligación en el momento en que se requiera.

En las siguientes columnas me ocuparé de describirle las particularidades que existen para exigir el cumplimiento de las obligaciones alimenticias si quien lo reclama es hijo, padre, cónyuge o concubina, puesto que cada uno de ellos tiene un trato diferenciado en la ley.

Agradezco sus comentarios y preguntas en el correo electrónico yasseralejandrodelcastillo@hotmail.com en donde permanentemente estoy pendiente para atenderlas.

Con mis atentos saludos.yasser

Deja una respuesta

Sorry, you can not to browse this website.

Because you are using an outdated version of MS Internet Explorer. For a better experience using websites, please upgrade to a modern web browser.

Mozilla Firefox Microsoft Internet Explorer Apple Safari Google Chrome