¡El amor no tiene por qué doler!

parejas

Mujeres del mundo dejen de caer en la mentira más cruel que nos han vendido: El amor duele. ¡No es verdad! ¡El amor no tiene por qué doler! Ni emocional, ni, mucho menos, físicamente.

Es normal que haya diferencias en las parejas. Son dos personas con diferente educación, diferentes vivencias, sueños y expectativas, es lógico que lleve un tiempo conciliar dos mundos.

Lo que no es sano es que en ese proceso se lastimen a diestra y siniestra; se subestime al otro;  se critique de manera hiriente sus costumbres o creencias; se agredan física o verbalmente; se pretenda imponer al otro y se castigue con el silencio.

Cada relación de pareja conlleva a un ejercicio de mediación. Te gusta ganar, como a todos, pero ¿estás dispuesto a ganar, aun sabiendo que esa persona que amas va a perder? Seguramente tratarás de buscar una opción que deje satisfechos a ambos y ésta se alcanzará con comunicación franca y abierta. Nadie puede leer la mente, aun cuando parezca lógico lo que necesitas, el otro no está obligado a saberlo si no se lo expresas.

* ¿Cómo saber si una relación es destructiva?

Una relación de pareja que no me da la sensación de plenitud ni complemento ni apoyo es una relación destructiva. Hazte estas preguntas:

¿Cómo te ayuda, cómo te brinda seguridad, cómo te eleva tu autoestima, cómo te respeta?

Quien decía amarte ¿se está desquitando de la vida contigo, de sus frustraciones, insatisfacciones, de su madre o de alguna mujer que le hizo daño?

Una relación sana está cimentada en la confianza mutua, el respeto, la lealtad, la fidelidad, la admiración, y el deseo de compartir el mismo espacio, pero sin asfixiarse.

Una relación destructiva está basada en la falta de respeto, la desconfianza, el engaño, la traición, la posesividad y los celos.

* ¿Qué hacer si te encuentras en una relación destructiva?

1.- Romper el silencio. Hay varios motivos por los que una persona maltratada no se atreve a hablar, una de ellas es el miedo. El temor a desencadenar la ira del agresor es enorme, por lo cual es importante saber elegir a la persona a la que se va a confiar el problema.

2.-Para liberarse de una dependencia es necesario elevar el autoestima. Hacer todo aquello que le devuelve la confianza en sí misma: frecuentar amistades no abusivas, leer libros de autoestima, hacer ejercicio eligiendo un deporte que le guste o realizar aquellos para los que tiene actitudes.

3.- El tercer paso es terminar con las relaciones tajante y definitivamente cuando se trate de amistades o de la pareja.

Fuentes:

El amor no tiene por qué doler. Ernesto Lammoglia. Editorial Grijalbo

Deja una respuesta

Sorry, you can not to browse this website.

Because you are using an outdated version of MS Internet Explorer. For a better experience using websites, please upgrade to a modern web browser.

Mozilla Firefox Microsoft Internet Explorer Apple Safari Google Chrome