Malena la del tango

1nsp

Era viernes y el intermitente novio de Lourdes, Gerardo, la había invitado a tomar mojitos y oír sones cubanos. Cuando sonaba “Veinte años” cayó como un rayo Malena, que no estaba invitada porque ya lo dije, eran sones cubanos no tangos.

Malena entró desaforada al bar: “Él es mi novio y nadie me lo va a quitar, lárgate, déjalo, no entiendes que es mío y nunca se lo voy a dejar a nadie”.

Lourdes se quedó muy quieta y sonrojada preguntándose en qué momento la habían convertido en personaje de tan chafísima telenovela.

Gerardo y Lourdes se conocían desde niños, en la adolescencia comenzaron a mirarse profundamente y en su etapa adulta habían compartido algunos días, noches, gustos y viajes; pero lo que en realidad los unía es que ambos estaban en el empeño de ser muy buenos en sus respectivas profesiones. Ella, maestra de literatura; él, arquitecto.

Y es que quizá sólo ellos, de entre su círculo familiar y de amigos, sabían y valoraban qué tan lejos habían caminado en ese empeño. También sabían que serían una excelente compañía si de formar una familia se trataba, y así acordaron estar juntos.

Justo hablaban de  ir a París en viaje prematrimonial, cuando les cayó Malena, que apagó los sones y se instaló en el tango.

Lourdes se escabulló de la escena mientras Gerardo trataba inútilmente de calmar a su otra, intermitente novia: abogada, rústica, amante de los gatitos, de escasa civilidad, afierada y aferrada.

Los parroquianos del bar se regocijaban: ¡qué buen show!

Gerardo le decía una y otra vez a Malena que ya no la quería, que no quería verla, que ya no lo buscara, que ya no se asustaba con sus amenazas de suicidio, que ya lo tenía harto con sus serenatas y escándalos de borracha…

Lourdes hasta sintió un poco de pena por la tanguera, nunca había presenciado tanta humillación.

Malena parecía no escuchar los insultos e incluso intentó jalonear el suéter de Gerardo, quien logró zafarse.

Mientras conducía camino a casa de Lourdes, Gerardo no dijo palabra, y ese silencio se hizo eterno.

Un par de años después, él escribió en su muro de Facebook: “Listo para la fiesta”. Así anunció que ese día se casaba con Malena.

Lourdes sigue soltera, es incapaz de armar un efectivísimo tango.

 

perfillesly

Sorry, you can not to browse this website.

Because you are using an outdated version of MS Internet Explorer. For a better experience using websites, please upgrade to a modern web browser.

Mozilla Firefox Microsoft Internet Explorer Apple Safari Google Chrome