De chica quería ser escritora

BiografiaHildaY me pregunté un día, ¿por qué no, por qué no escribir?

¿Por qué no escribir con o sin rima, con o sin métrica, con o sin metáfora tal y como lo dictan los cánones del buen decir y escribir poemas?  Finalmente, me dije, escribiré lo que siento – y tal vez- lo que sientan algunas personas que se identifiquen conmigo.  Así que intentare hacer algo de poesía con los “íres”  y “venires” de la vida y decidí hacerlo.

Empecé a retroalimentarme y a fantasear un poco,  imaginando y plasmando con cáñamo y en papel las situaciones y experiencias sentimentales, propias y ajenas que se asomaban a mi vida y se ponían a mi alcance.

El gusto por escribir me nace desde la adolescencia y teniendo como ejemplo el hábito de mi señor padre de leer y escribir, pues me fue fácil seguir tan hermosa tarea, empezando por llevar mi Diario y después,  tratando de darle un enfoque poético a mi redacción.

Y desde mi particular punto de vista, la poesía es una forma de decir las cosas de una manera diferente, sublime, directa e indirecta.  La metáfora nos ayuda a que digamos de manera articulada y hermosa los sentires del amor y desamor de nuestra condición humana, así que,  hasta los desdenes y odios se dicen y se leen con un sentimiento tal, que cada lector le da el énfasis y significado propio de acuerdo a su sentir.

Así que he dejado que los fantasmas de mi imaginación invadan mi espacio vital,  desahogando mis ideas, excitando mi inspiración y los gritos que de mi alma  emanan para plasmarlas en letras, aprovechando las noches de insomnio, los caminos andados, los personajes conocidos, las experiencias vividas y los momentos escuchados, dándome así un dulce sueño de inagotable material de escribano.

Me permito compartir contigo esta hermosa pasión que, como dije antes, no cumple con todos los requisitos propios para ser llamados poemas, pero que sin serlo, quiero hacerla extensiva, sabiendo que en algún momento durante la lectura de ellos, te sentirás identificado y los adoptarás como tuyos.

Soy mujer que vuela con la imaginación, emigrando hacia los ecos del alma pero que jamás despego los pies de la tierra, vivo anclada a ella.

Soy Hilda Vergara Hernández, poblana de nacimiento, tabasqueña de corazón, madre de dos hermosos hijos que son mi motor, mi orgullo  y aliciente para seguir adelante, mujer de grandes retos, de grandes aspiraciones y de grandes ideales sociales, apoyada siempre por pilares firmes e inmovibles como el amor de un hombre y el cariño de familiares y amigos.

biohilda

Sorry, you can not to browse this website.

Because you are using an outdated version of MS Internet Explorer. For a better experience using websites, please upgrade to a modern web browser.

Mozilla Firefox Microsoft Internet Explorer Apple Safari Google Chrome