NEO….. casada

1npMi primer pensamiento fue: ¿vendrá al caso esta columna? Tal vez lo que no viene mucho al caso es el nombre, pareciera que quiero llevar la contraria (¡y mentiría si digo que no suelo hacer eso de ir en contra!), pero una buena amiga me dijo que mi vida de casada salía de lo convencional, y eso me permitía el calificativo de NEO….

Pero, ¿qué es salir de la vida de casada convencional? ¿Será que trabajo? No, hoy en día es más bien rara la mujer que no trabaja, aun después de casarse, o aún después de tener hijos; ¿será que no me dejo oprimir por el yugo masculino? Bueno, cada vez hay más mujeres dispuestas a hacer escuchar su voz, a no permitir desigualdades ni abusos (aunque por desgracia aún queda de eso); ¿será que es por tener una carrera Universitaria, una Maestría, 2 hijos, un esposo, una Licenciatura en Psicología en curso, un trabajo, una casa, un jardín, una familia??? Sí, creo que puede ser por algo de esto…..

Si les digo que: nací en el seno de una familia mexicana de clase media, siendo la segunda de 4 hijos, amada hasta el día de hoy por 2 padres estupendos, que no hicieron otra cosa más que su mejor esfuerzo, y, modestia aparte, les salimos muy bien…. suena trillado ¿no?? Soy una mujer “normal” y uso las comillas porque mi esposo siempre dice que no es normal que esté buscando siempre algo más por hacer…. Acabé la Universidad a los 22 años, jurando no volver a pisar una escuela ¡jamás! Pero a los 23 y medio estaba ya inscrita en una Maestría en España, la acabe y regresé a México, porque no imaginaba una vida sin tamales o tacos al pastor (y porque nació mi primera sobrina, y ¡qué vida sería la mía sin verla!), y desde entonces (incluso desde antes) trabajo y trabajo, y por si no fuera suficiente, hace ya casi 3 años decidí que no podía quedarme con las ganas de ser Psicóloga, de escuchar a la gente, o secretamente, tratar de entenderme a mí misma, y entré a la máxima casa de estudios, a cursar una licenciatura en línea, y es al día de hoy que sigo esforzándome por conseguir ese otro título, el que anhelo desde hace más de 10 años.

Y bueno, la parte obvia por el nombre de esta columna: estoy casada. Hace ya 10 años que un papel me confirmó que amo a mi esposo, pero 4 años antes de eso yo sabía que lo había encontrado. Cuando encuentras en una sola persona unos ojos amables, una sonrisa que tranquiliza, unos brazos que protegen y un corazón que todo lo puede, sabes que has encontrado al indicado…. Un día me abrazó y me dijo: ¿lo ves? cabes perfecto aquí…. y supe que ahí me iba a quedar. Me casé solo por el civil, porque a la Iglesia no le pareció razón suficiente el amarnos lo suficiente como para querer casarnos, así es que decidí no hacerlo; si la Iglesia no me casa por amor, entonces, aún al día de hoy, no sé por qué habría de casarme por la Iglesia. Y así me ha ido muy bien; nos amamos con toda el alma, de la misma forma que nos enojamos, nos gritamos, nos peleamos y nos mandamos a la fregada: ¡con toda el alma! y es que si las cosas no se hacen de corazón y con estilo, pues mejor que no se hagan.

Un día le pregunté qué pasaría si no tuviéramos hijos, pues yo no estaba segura de que “me llegaría el momento”, y es que todo mundo te lo dice así, que es un momento que llega y entonces sabes que quieres un hijo, y bueno, ¿si no te llega? ¿eres mala mujer? ¿estás atentando contra la humanidad? No entraré en temas escabrosos, pues el momento me llegó….. ¡Aunque debo admitir que sí pensé que no me llegaría! y es que es tan padre gastar tu sueldo en puros zapatos, cambiarte de ciudad como quien cambia de cine favorito, o irte de viaje solo con un cepillo de dientes y lo demás se irá dando en el camino…. Los hijos si bien son una gran aventura, la vida sin ellos también puede llegar a ser una gran historia.

Llegó mi primer hijo…. Es entonces cuando descubres que a tu corazón le faltaba una parte por explorar, que había un espacio ahí que no conocías, que no había forma de que se abriera antes, pues la llave sólo la trae un hijo. Ni el amor más grande de tu vida se compara con esto, pero tampoco se le comparan los miedos más grandes, ni el dolor más grande que hayas tenido hasta ese momento, y no hablo del dolor del parto, ¡para nada! Hablo del dolor que te da no saber por qué llora, no poder evitar que se caiga, no quitarle un dolor de estómago; eso, mis queridas, eso es dolor….

Y cuando piensas que en verdad no hay forma de que ames más, de que veas a alguien más de la forma en que ves a tu primer hijo, me llegó la segunda….. Y de nuevo la vida me demostró que SÍ puedes amar con la misma intensidad a otra personita, que sí puedes tener más miedo de pensar que algo le pase, si puedes tener más estrés de pensar como pagar otra escuela, pero también puedes tener más vida dentro de ti, y más vida que se hará eterna con el paso de los años y de la vida que siga con ellos….

Así es mi vida de NEOcasada, tengo 2 hijos maravillosos, un esposo amoroso, paciente y comprensivo que me apoya en todas mis locuras, una carrera en curso, 2 títulos ya adornando la sala de mis padres, un trabajo de 7:30am a 5pm, y una vida que si bien es complicada, me esfuerzo por que sea mejor cada día que vivo de ella. Siempre ayuda tener a las personas correctas alrededor, pero sobre todo, ¡¡¡ayuda hacer lo que a uno se le venga en la regalada gana!!!

 neocasadabuenoeditado

Sorry, you can not to browse this website.

Because you are using an outdated version of MS Internet Explorer. For a better experience using websites, please upgrade to a modern web browser.

Mozilla Firefox Microsoft Internet Explorer Apple Safari Google Chrome